El ICOMEM aboga por potenciar el abordaje de los malos tratos desde AP


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

En lo que llevamos de 2019 ya han sido asesinadas 51 mujeres víctimas de malos tratos, y pese a que existe una importante concienciación en torno a esta lacra social, las cifras indican que aún queda mucho por hacer. Es por ello que, desde el Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), han realizado su propia reflexión, con motivo del Día Mundial contra la Violencia de género, recordando el papel clave que cumple el profesional médico en la detección de este problema de sociosanitario de primer orden.

En palabras del presidente del ICOMEM, Miguel Ángel Sánchez Chillón, “es necesario que no impliquemos aún más; hay que ir más allá y no quedarnos en curar las heridas de la mujer que sufre maltrato además de realizar la pertinente tramitación judicial. Hay que conocer de cerca el problema, es decir, saber identificar los signos de las mujeres que lo padecen. Ellas suelen manifestar una serie de problemas de salud tanto físicos como psíquicos que arrastran por una situación de violencia continuada. Tenemos que estar capacitados para, desde nuestra labor asistencial, identificar esos síntomas y de esa manera facilitar no sólo la atención a la víctima también prevenir futuros episodios”.

Curso sobre violencia de género para médicos de AP

Con el objetivo de potenciar el abordaje de los malos tratos desde Atención Primaria, el ICOMEM también ha puesto en marcha, junto a la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (SoMaMFyC), el ‘Curso sobre violencia de género para médicos de Atención Primaria’. Esta iniciativa pretende ser una forma de comenzar a contribuir a la formación de los profesionales sobre esta lacra social.

“Vamos a seguir apostando por una formación como ésta porque es una manera de colaborar activamente para facilitar al médico herramientas y recursos que le sirvan para descubrir si está frente a un caso de violencia contra la mujer o no”, insiste de nuevo Sánchez Chillón.

Aun así, según esta institución, es imprescindible que las facultades de Medicina dispongan de formación específica y detallada para que los futuros médicos salgan con esta capacitación, e incluso tenerla presente durante el aprendizaje de los médicos residentes.