El Gobierno destina 25,8 millones de euros a la Medicina de Precisión


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha explicado algunas de las medidas aprobadas en el último Consejo de Ministros. Entre las mismas destaca la aprobación de una convocatoria del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). La misma tiene un importe de 25,8 millones de euros, destinados a proyectos desarrollados en Medicina de Precisión.

Se trata de la puesta en marcha de la Infraestructura de Medicina de Precisión asociada a la Ciencia y Tecnología (IMPaCT). Este es el primer paso de la nueva Estrategia Española de Medicina de Precisión reflejada en el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación presentado en julio.

Un plan para apostar por la Medicina de Precisión

Se van a subvencionar tres programas. El primero es el titulado ‘Medicina Predictiva’, orientado al diseño y puesta en marcha de una gran cohorte poblacional con datos clínicos, epidemiológicos y biológicos. Todos serán medidos a nivel individual. El objetivo es representar a la totalidad de la población residente en España, incluyendo la variabilidad étnica y la diversidad geográfica y ambiental.

El segundo se trata del ‘Programa de Ciencia de Datos’, que persigue desarrollar un sistema de recogida, integración y análisis de datos clínicos y moleculares. Este está orientado a mejorar la salud de cada paciente individual. Así, permitirá el uso secundario de la información existente en el Sistema Nacional de Salud. Todo para el beneficio de la sociedad con objetivos de salud pública, planificación sanitaria e investigación.

Finalmente, el tercer programa, ‘Medicina Genómica’, desarrollará infraestructuras y protocolos de coordinación para llevar a cabo análisis genómicos. También otros datos ‘ómicos’ de forma eficaz, eficiente y equitativamente accesible en todo el territorio nacional. Para ello se tomará como apoyo grandes centros de investigación españoles. Los mismos ya disponen de tecnología de secuenciación de última generación y experiencia en su aplicación al diagnóstico de enfermedades humanas.