El fluconazol sigue siendo la mejor opción para tratar la candidiasis orofaríngea en pacientes con VIH

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Liz Scherer | Informes Clínicos | 5 de mayo de 2022

Conclusión práctica

  • El fluconazol es efectivo para la candidiasis orofaríngea en adultos infectados con el VIH.

Relevancia

  • Se debe tener en cuenta la resistencia a los azoles, el coste y las posibles interacciones farmacológicas al usar fluconazol para la prevención secundaria en los pacientes, especialmente aquellos que residen en países de ingresos medios y bajos y con riesgo de tuberculosis y otras infecciones oportunistas.

Resultados fundamentales

  • 15 estudios (8 cualitativos y 7 cuantitativos).
  • 7 de 8 estudios, 959 participantes.
  • Eficacia frente a candidiasis orofaríngea:
    • Fluconazol frente a placebo: cociente de riesgos (RR), 0,45 (IC del 95 % [IC 95 %], 0,27-0,77).
    • Fluconazol frente a itraconazol: RR, 0,41 (IC 95 %, 0,11-1,49).
  • Seguridad:
    • 10 efectos adversos generales, que incluyeron elevación de enzimas hepáticas, fiebre, sudores nocturnos, dolor en las articulaciones, hinchazón del cuello, adenopatías y cefalea.
    • Riesgos: fluconazol frente a placebo: RR, 1,53 (IC 95 %, 1,02-2,30); itraconazol frente a placebo: RR, 1,96 (IC 95 %, 1,16-3,31).
  • Superficie por debajo de la puntuación de clasificación acumulativa, fluconazol: RR, 0,45 (p < 0,05) frente a placebo; itraconazol: RR, 1,11 (p > 0,05).

Diseño del estudio

  • Revisión sistemática/metanálisis que compara la seguridad y la eficacia de diferentes profilaxis antimicóticas para prevenir la candidiasis orofaríngea en pacientes con VIH.
  • Financiación: IMU-IRDI.

Limitaciones

  • Faltan estudios que comparen antimicóticos más nuevos.
  • Sesgo de publicación.