El factor estimulante de colonias de granulocitos puede mejorar el tratamiento del ictus (J Biomed Sci)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El factor estimulante de colonias de granulocitos (GCSF), medicamento ya aprobado por FDA de Estados Unidos, puede ayudar a mejorar el tratamiento del ictus, según investigadores de la Universidad Atlántica de Florida (Estados Unidos).

El estudio, publicado en el Journal of Biomedical Science, es el primero en informar sobre el efecto neuroprotector de GCSF contra la autofagia y el estrés mitocondrial in vivo. De hecho, los datos respaldan la hipótesis de que el GCSF es uno de los pocos factores de crecimiento que puede reducir el infarto al disminuir el retículo endoplásmico y el estrés mitocondrial, al tiempo que mejora el rendimiento conductual.

En concreto, los resultados del estudio realizado con ratones muestran que el GCSF mejora los déficits neurológicos que tienen lugar en los primeros días después de la isquemia cerebral, así como los resultados conductuales a largo plazo, al tiempo que estimula una respuesta de recuperación del progenitor neural.

"Más de 15 millones de personas en todo el mundo sufren derrames cerebrales y nuestro estudio proporciona información nueva e importante sobre la protección inducida por el GCSF en relación con el estrés de la sala de emergencias y la apoptosis activada por el estrés mitocondrial", comentan los investigadores.

Por ello, han estado desarrollando el GCSF como un método terapéutico para reponer nuevas células cerebrales debido a su capacidad para preservar el sistema nervioso central, suprimir la muerte celular y al mismo tiempo provocar neurogénesis y angiogénesis. El GCSF funciona de la misma manera para otras enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson debido a sus propiedades neuroprotectoras.