El envejecimiento y una dieta rica en grasas alteran la microflora y contribuye a la insuficiencia cardíaca y la diabetes (FASEB J)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El envejecimiento y una dieta rica en grasas enriquecida con ácidos grasos omega 6 contribuyen de manera importante a riesgos para la salud que van desde la diabetes hasta la insuficiencia cardíaca, y también alteran la microflora intestinal, la estructura y función del bazo y la consiguiente respuesta inmunitaria a un infarto de miocardio, según ha demostrado un estudio de la Universidad de Alabama (Estados Unidos).

En un estudio, publicado en el FASEB Journal, los investigadores han concluido que una dieta generadora de obesidad y rica en calorías en ratones envejecidos interrumpe la composición del microbioma intestinal, y está relacionado con el desarrollo de una inflamación no resuelta en todo el sistema en la insuficiencia cardíaca aguda, con alteraciones en el perfil de las células inmunitarias, especialmente la proporción de neutrófilos y leucocitos.

Muestran que la dieta generadora de obesidad causa un fuerte aumento de las bacterias que pertenecen al género Allobaculum, filo Firmicutes. La dieta rica en grasa también incrementa la proporción de neutrófilos en la sangre de ratones jóvenes. En ratones de edad avanzada, han mostrado un aumento similar en la proporción de neutrófilos tanto para los ratones viejos alimentados con una dieta estándar como para los ratones viejos alimentados con la dieta generadora de obesidad.

"Los datos indican claramente que la dieta generadora de obesidad desarrolla un microentorno inflamatorio, incluso en ratones jóvenes, que se amplifica con el envejecimiento. Este estudio destaca que la dieta y la edad son factores críticos que tienen un impacto diferencial con la edad, y resalta el bazo y el corazón como un sistema de comunicación interórganos con el sistema de defensa inmune", concluyen los autores.