El domingo 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Este próximo 31 de mayo se celebra una nueva edición del Día Mundial Sin Tabaco, una jornada de concienciación centrada este año en los jóvenes bajo el lema “Se ha revelado el secreto”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pretende desacreditar mitos y revelar las tácticas retorcidas empleadas por las industrias tabaqueras para captar a la población más joven.

“Proporcionará a los jóvenes los conocimientos necesarios para detectar fácilmente la manipulación de esas industrias y les equipará con instrumentos para rechazar sus tácticas, todo ello con miras a que adquieran capacidad de acción y decisión para plantarles cara –indica la OMS-. Esto es especialmente importante ahora, dado que los estudios muestran que los fumadores corren un mayor riesgo de padecer una forma grave de la enfermedad por coronavirus. La OMS hace un llamamiento a todos los jóvenes para que se sumen a la lucha por convertirse en una generación libre de tabaco”.

En España, el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Serafín Romero, ha avisado de que si se hiciera un seguimiento directo y diario de las muertes por tabaco, como se está haciendo con los fallecidos por el nuevo coronavirus, habría un confinamiento antitabaco y se estaría ante una situación que dejaría a la sociedad "bastante perpleja".

Romero se ha pronunciado así en una rueda de prensa telemática, celebrada bajo el título “Proteger a los jóvenes de la manipulación de la industria y evitar que consuman tabaco y nicotina”, organizada con motivo del Día por el CGCOM y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

El tabaco causa cada año 52.000 muertes en nuestro país, de las cuales el 29% son por causa cardiovascular. Además, tal y como ha recordado el miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), Agustín Montes, la OMS estima que 8 millones de personas fallecen cada año en el mundo por una enfermedad relacionada con el tabaquismo.

"Son muertes silenciosas porque no hay un diagnóstico de mortalidad por tabaco, pero el impacto que tiene entre la población mundial es muy importante, a pesar de que es una causa evitable de enfermedad", subrayó Montes.

Del mismo modo se expresó la directora de Relaciones Institucionales de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Ana Fernández Marcos, quien recordó que el tabaco es el responsable de la mayoría de los casos de cáncer de pulmón y que, de hecho, se calcula que unas 23.000 personas fallecen por este tumor.

"Estamos buscando la vacuna para el coronavirus, la cual esperamos tenerla pronto, pero sí tenemos una vacuna para el tabaco. Por ello, es importante que tanto el Gobierno como los partidos políticos tengan en cuenta, a la hora de realizar un posible cambio en la ley antitabaco, que son muertes silenciosas y, lo más importante, que hay que proteger a los jóvenes de la publicidad de la industria tabacalera porque la gente no fuma porque quiere", dijo el presidente del CNPT, Andrés Zamorano, añadiendo que el 70% de los fumadores quiere dejar de fumar.

Precisamente por ello, los profesionales sanitarios han destacado la necesidad de aumentar el grado de concienciación ciudadana sobre los importantes beneficios que conlleva dejar de fumar, la protección frente el tabaquismo pasivo y evitar que los jóvenes consuman tabaco y nicotina.

En este sentido, Zamorano denunció que los jóvenes están siendo influenciados por la industria tabaquera, especialmente en lo relativo al consumo de los productos de tabaco, como por ejemplo, los cigarrillos electrónicos. "Están sometidos a la influencia de esta industria ya que cuentan con el apoyo de influencers, lanzan becas, programas escolares, campamentos, dan muestras gratis y hacen propaganda desde los estancos", detalló.

A su juicio, lo que hacen los nuevos productos del tabaco es "volver a normalidad" el fumar. Por ello, Zamorano subrayó la necesidad de mejorar la regulación en este aspecto ya que, entre otros motivos, prohíbe la publicidad del tabaco y de sus productos en la prensa, radio y televisión pero no en las marquesinas de autobuses o en otros lugares que ven muchos jóvenes.

"Un menor no sabe distinguir si lo que se publicita es un cigarrillo electrónico o un cigarrillo normal, por lo que es necesario regularlo de una forma más estricta. Además, es necesario realizar más campañas específicas para lograr que los jóvenes no se inicien en el tabaco y no se normalice el hecho de fumar", ha enfatizó el presidente del CNPT.

Por otra parte, la representante de la AECC destacó la importancia de garantizar entornos libres de humo, ya que ayudan a que los jóvenes y menores vean que "lo normal es no fumar". Por este motivo, Fernández Marcos recordó a los padres que, en este tiempo de confinamiento por COVID-19, la las casas están siendo los lugares de trabajo, por lo que no deben fumar como así lo hacen cuando están en sus empresas.

"Hay que ser más estrictos, más conscientes del riesgo que supone fumar y de que hay que proteger a los menores", ha recalcado. No obstante, y pese a todo ello, la vicesecretaria general del CGCOM, Rosa Arroyo, aludió a un estudio realizado por el Hospital del Mar de Barcelona que señala que las recaídas de los exfumadores durante el confinamiento han sido "bajísimas, mucho más que la de otras adicciones".

Por su parte, el Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha hecho un llamamiento para que "se tomen medidas que protejan a los menores y contribuyan a reducir el consumo de tabaco entre los más jóvenes". El tabaco es la droga más consumida entre los adolescentes españoles, su consumo diario en 2018 se sitúa en el 9,8 % entre los jóvenes de 14 a 18 años.

Les preocupa, además, la irrupción de nuevas formas de consumo entre los adolescentes. Se estima que la mitad de los jóvenes de 14 a 18 años ha utilizado en alguna ocasión cigarrillos electrónicos (48,4%) y, de ellos, solo el 9,7% lo había hecho con la intención de dejar de fumar o de reducir el consumo de tabaco.

Según la Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES), el tabaco es una de las primeras sustancias psicoactivas que se prueban. El primer contacto se produce como media a los 14,1 años, y poco después, a los 14,7 años de media, los jóvenes ya lo consumen diariamente, lo que demuestra el alto poder adictivo de la nicotina.

Con motivo del Día Mundial, estos expertos recuerdan que el tabaco es la única sustancia de consumo legal que causa la muerte a la mitad de sus consumidores.

Asimismo, advierten de que el consumo de los productos que contienen nicotina, entre ellos los cigarrillos electrónicos, y la exposición al humo ambiental del tabaco, aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias e incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer, entre otros muchos graves problemas de salud.

La SEE insta a implementar el empaquetado neutro de los productos del tabaco y nicotina; regular la promoción, publicidad, fiscalidad y el uso en los espacios públicos de los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina, como son los cigarrillos electrónicos; o prohibir el uso de aromas atractivos para los jóvenes en los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina, del mismo modo que ya está prohibido en los demás productos de tabaco.

Además, piden aumentar el precio del tabaco y en particular de la picadura de liar para lograr su equiparación con el de las otras labores, así como de los cigarrillos electrónicos; prohibir la exhibición de productos de tabaco en películas, programas de televisión y en las redes sociales; y diseñar planes de prevención de consumo de tabaco y otras drogas entre la población juvenil, así como desarrollar programas de ayuda para dejar de fumar en edades tempranas.