El domingo 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El domingo 1 de diciembre se celebra una nueva edición del Día Mundial del Sida, que este año lleva por lema “Las comunidades marcan la diferencia”.

ONUSIDA apunta que las organizaciones lideradas por la comunidad son aquellas lideradas por las personas a las que prestan atención y son ante todo responsables de estas. En la respuesta al sida, se incluyen las organizaciones formadas por y dirigidas a las personas que viven con el VIH o la tuberculosis, y también aquellas otras organizaciones constituidas por y creadas para las personas afectadas por el VIH, dentro de las que se encuentran los homosexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los consumidores de drogas, los trabajadores sexuales, las personas transgénero, las mujeres y la gente joven.

Según la organización, “las comunidades realizan una invalorable aportación a la respuesta al sida. Las comunidades de personas que viven con el VIH, de grupos de población, de mujeres y jóvenes lideran y apoyan la prestación de servicios, defienden los derechos humanos y proporcionan sostén a sus iguales. Las comunidades son el alma de una respuesta al sida efectiva y constituyen un importantísimo pilar en el que apoyarse”.

Las comunidades de personas que viven con el VIH o que están afectadas por el virus, junto con los educadores de iguales, los asesores, los trabajadores sanitarios de la comunidad, los proveedores de servicios puerta a puerta, las organizaciones de la sociedad civil y los activistas de las bases, están dirigiendo a la sociedad y luchando para garantizar que la respuesta al sida continúe siendo relevante. Batallan incansablemente para conseguir que las personas estén en el centro de la toma de decisiones y de la implementación de programas, y contribuyen a hacer realidad el que nadie se quede atrás.

“Las comunidades están marcando la diferencia y son claves para lograr los

Objetivos de Desarrollo Sostenible –declara ONUSIDA-, aunque demasiado a menudo carecen de los recursos y del reconocimiento que se merecen y necesitan”.

“Con el fin de poner en valor el papel desempeñado por las comunidades y las organizaciones lideradas por la comunidad, ONUSIDA y sus socios, este año, en el Día Mundial del Sida, resaltan la importante y gran labor de las

Comunidades”, cita la organización.

“En un momento como este en el que la menor financiación está poniendo en peligro la sostenibilidad de los servicios del VIH, el activismo comunitario se antoja vital –añade-. Necesitamos urgentemente una mayor movilización por parte de las comunidades y han de derribarse las barreras que impiden a las comunidades hacer llegar los servicios”.

“Hoy más que nunca las comunidades son imprescindibles para tener la certeza de que el VIH permanece en la agenda política; de que los derechos humanos se respetan, protegen y cumplen, y de que tanto quienes toman las decisiones como quienes las ponen en práctica asumen la responsabilidad que les corresponde”, concluye.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado a los países a realizar tres pruebas reactivas consecutivas, en lugar de dos, para detectar eficazmente y con una mayor precisión a las personas infectadas por VIH.

Así se desprende del informe “Directrices consolidadas de la OMS sobre servicios de pruebas de VIH”, publicado con motivo del Día Mundial y de la Conferencia Internacional sobre el Sida y las Infecciones de Transmisión Sexual en África (ICASA2019) que tendrá lugar en Kigali (Ruanda) del 2 al 7 de diciembre.

El objetivo de las recomendaciones plasmadas en el trabajo es ayudar a los países a detectar a las 8,1 millones de personas que tienen el VIH y no lo saben y, por ende, suministrarles el tratamiento para salvar su vida.

"La epidemia del VIH ha cambiado drásticamente en la última década. Hay muchas personas recibiendo tratamiento pero también hay otras muchas que aún no reciben la ayuda que necesitan porque no han sido diagnosticadas, por lo que las nuevas directrices tienen como objetivo cambiar drásticamente esta situación", ha declarado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Por todo ello, y con el fin de reducir las 1,7 millones de nuevas infecciones por VIH que se producen cada año, la OMS ha aconsejado también a los países que faciliten las pruebas de autoevaluación del VIH a las personas que tienen un mayor riesgo de contraerlo y que no suelen acudir a los centros sanitarios.