El dolor de garganta persistente podría ser un signo de advertencia del cáncer de laringe (Br J Gen Pract)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los médicos deben considerar el cáncer de laringe cuando los pacientes informan de dolor de garganta persistente, especialmente cuando se combina con otros síntomas aparentemente de bajo nivel. Una investigación reciente concluye que un dolor de garganta persistente, combinado con dificultad para respirar, problemas de deglución o dolor de oído, es un signo de alerta mayor de cáncer de laringe.

Dirigido por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido), el estudio de más de 800 pacientes diagnosticados con cáncer de laringe ha encontrado más de un 5% de riesgo de cáncer de dolor de garganta persistente combinado con uno de estos otros síntomas. Esto se compara con el 2,7% de riesgo de ronquera solo.

La investigación, publicada hoy en el British Journal of General Practice, tenía como objetivo facilitar la detección temprana de este cáncer, clave para obtener las mejores tasas de supervivencia y resultados de salud para los pacientes.

Actualmente, las pautas del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) británico recomiendan estudiar la ronquera persistente o un bulto del cuello inexplicable. La nueva investigación ofrece una mejor perspectiva de las combinaciones de síntomas que los médicos de familia deben tener en cuenta cuando deciden a quiénes hay que evaluar por posibilidad de cáncer.

Uno de los autores, Willie Hamilton, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, señala que "esta investigación es importante. Cuando se publicaron las orientaciones de NICE para la investigación del cáncer, no había evidencia de las prácticas de los médicos de cabecera para guiar esto, ni para informar a los médicos de cabecera. Fundamentalmente, la ronquera lo suficientemente grave como para ser comunicada a los médicos de cabecera justifica la evaluación. Además, nuestra investigación ha demostrado la gravedad potencial de algunas combinaciones de síntomas que antes se consideraban de bajo riesgo".

La investigación se realizó utilizando los registros de pacientes de más de 600 consultorios de medicina general. Cada año más de 1.700 personas fueron diagnosticadas con cáncer de laringe. De ellas, el 80% eran hombres. El número ha aumentado en casi un tercio en los últimos 20 años, con el consumo de tabaco y alcohol fuertemente asociados a la enfermedad.

La autora principal, Elizabeth Shephard, afirma que "Reino Unido todavía está muy rezagado con respecto al resto de Europa en cuanto a la tasa de supervivencia al cáncer, aunque nuestra investigación es parte de un trabajo que está llevando a mejoras significativas, aún queda camino por recorrer y los resultados de este estudio realmente resaltan la necesidad de mejorar las recomendaciones actuales para todos los cánceres de cabeza y cuello, que están incompletas o ausentes".