El diclofenaco podría comportar un mayor riesgo de problemas cardiacos (BMJ)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El analgésico diclofenaco se asocia a un mayor riesgo de eventos cardiovasculares mayores, como infarto de miocardio e ictus, en comparación con el paracetamol y otros analgésicos tradicionales, según un estudio publicado en The BMJ.

Los hallazgos inducen a los investigadores a declarar que el diclofenaco no debe estar disponible sin receta médica y, cuando se prescribe, debería ir acompañado de una etiqueta frontal apropiada que advierta sobre sus riesgos potenciales. Este antiinflamatorio no esteroideo (AINE) tradicional para tratar el dolor y la inflamación, se usa ampliamente en todo el mundo.

Pero sus riesgos cardiovasculares en comparación con los de otros AINE tradicionales nunca se han examinado en grandes ensayos aleatorizados y controlados, y las preocupaciones actuales sobre estos riesgos hacen que estos ensayos no sean éticos.

Así que un equipo de investigación, liderado por Morten Schmidt, en el Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca), examinó los riesgos cardiovasculares del inicio del tratamiento con diclofenaco en comparación con medicamentos no AINE, con otros AINE tradicionales y con paracetamol.

Los resultados se basan en datos de registros nacionales para más de 6,3 millones de adultos en Dinamarca con al menos un año de registros continuos de recetas antes del ingreso al estudio en enero de 1996. Los participantes se dividieron en bajo, moderado y alto riesgo cardiovascular inicial. La edad promedio fue de 46-49 años entre los participantes que comenzaron con AINE y 56 años entre los que empezaron con paracetamol.

Después de tener en cuenta factores potencialmente influyentes, el inicio de diclofenaco durante el periodo de estudio (1996-2016) se asoció a una mayor tasa de eventos cardiovasculares adversos importantes en 30 días en comparación con otros AINE tradicionales (ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol.

Los eventos incluyeron latidos cardiacos irregulares o agitación, ictus isquémico, insuficiencia cardiaca e infarto de miocardio. El aumento de los riesgos se aplica a hombres y mujeres de todas las edades y también a dosis bajas de diclofenaco.

Comenzar con diclofenaco también se asoció a un incremento de la tasa de muerte cardiaca en comparación con los otros AINE y a un mayor riesgo de hemorragia digestiva alta en comparación con ibuprofeno o paracetamol, pero no con naproxeno. Los autores señalan que, aunque aumentó el riesgo relativo, el riesgo absoluto se mantuvo bajo para el paciente individual.

Cuando los resultados se analizaron por el riesgo cardiovascular inicial, también aumentó el número absoluto de eventos por 1.000 personas/año que habían iniciado tratamiento con diclofenaco. Por ejemplo, entre los pacientes con bajo riesgo inicial, los iniciadores de diclofenaco tuvieron un evento adicional frente a los de ibuprofeno, un evento adicional frente a los de naproxeno, tres eventos adicionales frente a los de paracetamol y cuatro eventos adicionales frente a otros AINE.

Entre los pacientes con riesg inicial moderado, las cifras correspondientes fueron 7, 7, 8 y 14 eventos adicionales, respectivamente, y para aquellos con un alto riesgo inicial, los números correspondientes fueron 16, 10, 1 y 39 eventos adicionales, respectivamente.

Sin embargo, se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden extraer conclusiones firmes sobre causa y efecto. No obstante, el tamaño de la muestra del estudio es mayor que la mayoría de los análisis previos de estudios observacionales y aleatorizados tomados en conjunto y proporciona evidencia sólida para guiar la toma de decisiones clínicas, según los autores.

"El tratamiento del dolor y la inflamación con AINE puede valer la pena para algunos pacientes para mejorar la calidad de vida a pesar de los posibles efectos secundarios -escriben-. Considerando sus riesgos cardiovasculares y gastrointestinales, sin embargo, hay poca justificación para iniciar el tratamiento con diclofenaco antes que con otros AINE tradicionales".