El control continuo de glucosa reduce la hipoglucemia en personas mayores con diabetes tipo 1 (JAMA)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas mayores que utilizan dispositivos de monitorización continua de la glucosa pueden reducir significativamente la incidencia de hipoglucemia y eventos hipoglucémicos severos, mientras también reducen la hemoglobina A1c, según un ensayo clínico de 6 meses de duración del Grupo de Estudio de Innovación Inalámbrica para Ancianos con Diabetes Mellitus (WISDM), publicado en JAMA.

Los mayores con diabetes de tipo 1, una población creciente pero poco estudiada, son propensos a la hipoglucemia, especialmente cuando la diabetes es de larga duración. Dicha hipoglucemia puede causar un estado mental alterado y a veces convulsiones o pérdida de la conciencia, lo que puede resultar mortal.

El objetivo de la investigación era determinar si el uso de monitorización continua de la glucosa puede reducir la hipoglucemia en personas mayores con diabetes tipo 1.

"La reducción de la hipoglucemia es un aspecto importante del tratamiento de la diabetes tipo 1 en mayores, muchos de los cuales tienen dificultades para reconocer los síntomas de la hipoglucemia o el deterioro cognitivo", explica Laura Young, autora principal de la investigación.

El estudio fue un ensayo aleatorizado y controlado en el que participaron 203 hombres y mujeres mayores de 60 años de 22 centros clínicos. Alrededor de la mitad de los participantes recibían la insulina mediante de bomba y la otra mitad utilizaba múltiples inyecciones diarias de insulina. La mitad de los participantes fueron asignados al azar a un grupo que usaba un dispositivo de monitorización continua de la glucosa, y la otra mitad a un grupo control que usaba el método convencional de pinchazo de dedo con tiras reactivas para el control de la glucosa en la sangre.

El estudio determinó que el tiempo que los niveles de glucosa se encontraban en un rango de hipoglucemia (

Otro descubrimiento sorprendente fue que el 81% de los participantes en el estudio seguían usando los dispositivos monitorización continua de la glucosa 7 días a la semana a los 6 meses. Estos resultados son importantes porque demuestran que la monitorización continua de la glucosa puede utilizarse eficazmente en una población de mayores para reducir la hipoglucemia, así como para mejorar el control general de la glucosa. Dado que la hipoglucemia puede dar lugar a graves complicaciones, incluida la hospitalización y la muerte, la reducción de los episodios de hipoglucemia grave podría tener importantes consecuencias para la salud pública.

"Durante demasiado tiempo, la población de edad avanzada con diabetes ha sufrido un abandono no tan benigno por parte de la comunidad médica. A pesar de la alta prevalencia de la diabetes y sus complicaciones en este grupo de edad, muy pocos estudios han abordado la posible utilidad de las nuevas tecnologías en esta población. En parte, esto puede deberse a la creencia errónea de que los adultos mayores no pueden manejar o beneficiarse de las tecnologías avanzadas. Nuestro estudio muestra todo lo contrario", concluye Young.