El consumo elevado de ultraprocesados se relaciona con una disminución de la salud cardiovascular


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han hallado una relación entre el consumo elevado de alimentos ultraprocesados y una disminución de la salud cardiovascular general.

La investigación, presentada en las Sesiones Científicas 2019 de la American Heart Association (AHA), revela que por cada aumento del 5% en las calorías de los alimentos ultraprocesados que consume una persona, hay una disminución correspondiente en la salud cardiovascular general.

Los investigadores utilizaron datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) recopilados entre 2011 y 2016, donde analizaron los resultados de 13.446 adultos, de 20 años de edad en adelante, que completaron un seguimiento dietético de 24 horas y respondieron preguntas acerca de su salud cardiovascular.

Los adultos que consumieron aproximadamente el 70% de sus calorías de alimentos ultraprocesados presentaron la mitad de probabilidades de mantener una salud cardiovascular ideal -según lo definido por Life's Simple 7 de la AHA -, en comparación con las personas que consumieron el 40% o menos de las calorías procedentes de alimentos ultraprocesados.

El Life's Simple 7 de la AHA define la salud cardiovascular como el mantenimiento de unas medidas de presión arterial saludable, niveles de colesterol y glucosa en sangre, evitar los productos de tabaco, una buena nutrición, un peso corporal saludable y ejercicio físico.

"Las dietas saludables juegan un papel importante en el mantenimiento de un corazón y vasos sanguíneos sanos", explica el epidemiólogo de los CDC, Zefeng Zhang. "Comer alimentos ultraprocesados a menudo desplaza a alimentos más saludables que son ricos en nutrientes, como frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras, que están fuertemente vinculados a la buena salud del corazón. Además, los alimentos ultraprocesados a menudo son ricos en sal, azúcares, grasas saturadas y otras sustancias asociadas con el aumento del riesgo de enfermedades del corazón", apunta.

Los alimentos ultraprocesados están elaborados en su totalidad o principalmente con sustancias extraídas de los alimentos, como grasas, almidones, grasas hidrogenadas, azúcar agregada, almidón modificado y otros compuestos, e incluyen aditivos cosméticos como sabores artificiales, colorantes o emulsionantes. Un ejemplo de ultraprocesados lo constituyen los refrescos, bocadillos salados envasados, galletas, pasteles, carnes procesadas, nuggets de pollo, sopas instantáneas en polvo y envasadas.

"Este estudio subraya la importancia de desarrollar una dieta más saludable mediante la eliminación de alimentos como bebidas endulzadas con azúcar, galletas, pasteles y otros alimentos procesados", asegura la ex presidenta de la AHA, Donna Arnett.