El Consejo de Ministros aprueba nuevas medidas para fomentar la investigación de medicamentos huérfanos


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Solo un 5 por ciento de las enfermedades raras cuenta con tratamiento. La Industria Farmacéutica manifestaba con motivo del Día de las Enfermedades Raras los retos que supone la investigación en este ámbito, y es por ello que este era uno de los temas a debatir en el último Consejo de Ministros. Tras la celebración del mismo, se han anunciado de hecho nuevas medidas para fomentar la investigación de medicamentos huérfanos, es decir, aquellos destinados a tratar enfermedades conocidas como raras o poco frecuentes.

En concreto, se ha acordado que los medicamentos huérfanos incluidos en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud gocen de un régimen económico específico y no se rijan por el Sistema de Precios de Referencia que se aplica al resto de medicamentos financiados por el SNS cuando ha expirado su patente.

Esta medida tiene como objetivo incentivar la inversión de la industria farmacéutica en la investigación, desarrollo y posterior comercialización de medicamentos huérfanos. “Es una medida importante para favorecer el tratamiento de las enfermedades raras, patologías crónicas con carácter incapacitante y que tienen una prevalencia de unos 3 millones de personas en España”, ha comentado la también ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa.

Condiciones a tener en cuenta

Respecto a los detalles de esta medida, se ha informado de que para que un medicamento huérfano pueda incluirse en este régimen de precios, no debe existir un medicamento con la misma indicación autorizada financiado en España. En el caso de que sí exista, el nuevo medicamento deberá aportar un beneficio clínico relevante.

Actualmente, en España, los medicamentos huérfanos suponen el 0,5 por ciento de las presentaciones financiadas en el SNS y suponen alrededor del 5 por ciento del gasto total farmacéutico.

Además, se ha incidido en que esta medida está alineada con el Reglamento Europeo, que establece, precisamente, un sistema de incentivos a los titulares de los medicamentos huérfanos. Y es que, tal y como ha lamentado Montero, la baja prevalencia de estas enfermedades hace que no sean “atractivas” para la industria farmacéutica, ya que la rentabilidad de la inversión es “menor” que la de otros tratamientos dirigidos a enfermedades con una mayor prevalencia.