El colesterol LDL elevado se asocia al inicio temprano de la enfermedad de Alzheimer (JAMA Neurol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Atlanta y la Universidad de Emory (Estados Unidos) han hallado una relación entre los niveles altos de colesterol LDL y la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana. Los resultados, publicados en JAMA Neurology, podrían ayudar a los médicos a comprender cómo se desarrolla la enfermedad y cuáles son las posibles causas, incluida la variación genética.

Según el autor principal del estudio Thomas Wingo, los resultados muestran que los niveles de colesterol LDL pueden desempeñar un papel causal en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. "La gran pregunta es si existe un vínculo causal entre los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedad de Alzheimer -dice Wingo-. Los datos existentes han sido confusos en este punto. Una interpretación de nuestros datos actuales es que el colesterol LDL desempeña un papel causal. Si ese es el caso, podríamos necesitar revisar los objetivos de colesterol LDC para ayudar a reducir el riesgo de Alzheimer. Nuestro trabajo ahora se centra en comprobar si existe una relación causal".

Los niveles elevados de colesterol se han relacionado con un mayor riesgo de Alzheimer más adelante en la vida. Este riesgo puede deberse a factores genéticos asociados al colesterol. Investigaciones anteriores han demostrado que un factor de riesgo importante para la enfermedad de Alzheimer es una mutación específica en el gen APOE. Es el factor de riesgo genético único más grande conocido para la enfermedad de Alzheimer. Se sabe que la variante APOE E4 incrementa los niveles de colesterol circulante, particularmente el colesterol LDL.

Aunque el Alzheimer de inicio tardío, la forma común de la enfermedad, parece estar relacionado con el colesterol, se ha realizado poca investigación sobre una posible conexión entre los niveles de colesterol y el riesgo de Alzheimer de inicio temprano. El inicio temprano de la enfermedad de Alzheimer es una forma relativamente rara de la afección. La enfermedad se considera de "inicio temprano" cuando aparece antes de los 65 años de edad. Alrededor del 10% de todos los casos de Alzheimer tienen un inicio temprano.

Investigaciones anteriores han demostrado que la afección se basa en gran medida en la genética, lo que significa que es probable que se herede si un padre la tiene. Se sabe que tres variantes genéticas específicas (apodadas APP, PSEN1 y PSEN2) están relacionadas con la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano. APOE E4 también es un factor de riesgo en esta forma de la enfermedad. Estas variantes genéticas explican aproximadamente el 10% de los casos de enfermedad de Alzheimer de inicio temprano, lo que significa que el 90% de los casos no están explicados.

Para evaluar si el Alzheimer de inicio temprano está relacionado con el colesterol e identificar las variantes genéticas que podrían ser la causa de esta posible asociación, los investigadores secuenciaron regiones genómicas específicas de 2.125 personas, 654 de las cuales tenían Alzheimer de inicio temprano y 1.471 de las cuales eran controles. También analizaron muestras de sangre de 267 participantes para medir la cantidad de colesterol LDL.

Encontraron que APOE E4 explicaba aproximadamente el 10% del Alzheimer de inicio temprano, proporción similar a las estimaciones en la enfermedad de Alzheimer de inicio tardío. Los investigadores también probaron APP, PSEN1 y PSEN2. Alrededor del 3% de los casos de Alzheimer de inicio temprano tenían al menos uno de estos factores genéticos de riesgo conocidos de Alzheimer de inicio temprano.

Después de analizar las muestras de sangre, los científicos encontraron que los participantes con niveles elevados de LDL tenían más probabilidades de presentar Alzheimer de inicio temprano, en comparación con los pacientes con niveles más bajos de colesterol. Esto fue cierto incluso después de que los investigadores controlaron los casos con la mutación APOE, lo que significa que el colesterol podría ser un factor de riesgo independiente para la enfermedad, independientemente de si está presente la variante problemática del gen APOE.

Los investigadores no encontraron una relación entre los niveles de colesterol HDL y la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano, y solo una relación muy leve entre la enfermedad y los niveles de triglicéridos. También hallaron un nuevo posible factor de riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano: una variante rara de un gen llamado APOB, que codifica una proteína involucrada en el metabolismo de los lípidos, incluido el colesterol.

El hallazgo sugiere un vínculo directo entre la rara mutación APOB y el riesgo de enfermedad de Alzheimer, según los investigadores. Sin embargo, la relación entre el nivel de colesterol LDL y el Alzheimer de inicio temprano no se explicó completamente por APOE o APOB, lo que sugiere que otros genes y mecanismos también aumentan el riesgo de enfermedad.

Aunque el estudio arroja luz sobre los posibles factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano, los investigadores dicen que se necesita más investigación para explicar completamente la conexión entre la enfermedad y el colesterol. La rareza relativa de la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano presenta un desafío para encontrar suficientes muestras para realizar estudios genéticos de gran tamaño sobre la enfermedad, concluyen.