El cáncer de mama de intervalo se relaciona con un peor pronóstico en el estudio PROSPR

  • JAMA Oncol

  • de Miriam Davis, PhD
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • El cáncer de mama diagnosticado tras un resultado negativo en una mamografía de cribado (un cáncer de intervalo) tiene más probabilidades de conferir un pronóstico desfavorable que el cáncer de mama diagnosticado tras un resultado positivo en una mamografía de cribado.

Por qué es importante

  • Es posible que sea necesario un tratamiento más intensivo en el caso del cáncer de mama diagnosticado tras un resultado negativo en la mamografía de cribado.

Diseño del estudio

  • Se reunieron los datos de mamografías de 306 028 mujeres con ≥40 años de edad procedentes del consorcio de investigación poblacional para la optimización del cribado por medio de pautas personalizadas (Population-Based Research Optimizing Screening Through Personalized Regimens, PROSPR).
  • Los diagnósticos de cáncer se identificaron a partir de registros oncológicos estatales.
  • Se definió como pronóstico desfavorable la presencia de metástasis a distancia, la afectación de los ganglios linfáticos regionales, un diámetro de al menos 2 cm y la presencia de receptores hormonales, entre otros.
  • Financiación: NIH.

Resultados clave

  • El diagnóstico de cáncer de mama tras un resultado negativo en el cribado es poco frecuente (5,9 casos por cada 10 000).
  • El cáncer de mama diagnosticado tras un resultado negativo en una mamografía de cribado tiene más probabilidades de asociarse con un pronóstico desfavorable (43,8 %) que el cáncer de mama diagnosticado tras un resultado positivo en una mamografía de cribado (26,9 %).
  • Unas mamas densas (en comparación con las que no lo son) y un resultado negativo en una mamografía de cribado duplican las posibilidades de un diagnóstico de cáncer (OR: 2,07; p = 0,02), pero no aumentan las posibilidades de un pronóstico desfavorable.
  • Una menor edad (40-49 frente a 70-89 años) y un resultado negativo en una mamografía de cribado aumentan las posibilidades de un pronóstico desfavorable (OR: 3,52; p = 0,048; p de la tendencia = 0,005).

Limitaciones

  • No hay datos sobre factores de riesgo distintos a la densidad, la edad ni los antecedentes familiares.