El café no es tan malo para el corazón y el sistema circulatorio como se pensaba


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una investigación de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido) muestra que tomar café, incluso en personas que consumen hasta 25 tazas al día, no está relacionado con una mayor rigidez arterial. El trabajo, dirigido por Steffen Petersen, se presentó en la Conferencia de la Sociedad Británica Cardiovascular en Manchester, Reino Unido, financiada en parte por la Fundación Británica del Corazón (BHF).

Las arterias transportan sangre que contiene oxígeno y nutrientes de su corazón al resto de su cuerpo. Si se vuelven rígidas, puede aumentar la carga de trabajo en el corazón y elevar la probabilidad de que una persona sufra un infarto de miocardio o un ictus.

El estudio de más de 8.000 personas en Reino Unido desacredita los trabajos anteriores que afirman que consumir café incrementa la rigidez arterial. Las sugerencias anteriores de que el consumo de café conduce a arterias más rígidas son inconsistentes y podrían verse limitadas por un menor número de participantes, según el equipo detrás de esta nueva investigación.

Para este estudio, se clasificó el consumo de café en tres grupos: menos de una taza al día, entre una y tres tazas al día y más de tres. Se excluyó a las personas que consumían más de 25 tazas de café al día, pero no se relacionó el aumento de la rigidez arterial con las personas que bebían hasta este límite elevado en comparación con las que ingerían menos de una taza al día.

Las asociaciones entre el consumo de café y las medidas de rigidez de las arterias se corrigieron por factores como la edad, el sexo, el origen étnico, la condición de fumador, la estatura, el peso, la cantidad de alcohol que bebían, lo que comían y la presión arterial alta.

De los 8.412 participantes que se sometieron a resonancia magnética (RM) y pruebas de ondas de pulso infrarrojas, la investigación mostró que los bebedores moderados y los grandes bebedores tenían más probabilidades de ser varones, fumar y consumir alcohol regularmente.

Kenneth Fung, que dirigió el análisis de datos señala que, "a pesar de la enorme popularidad del café en todo el mundo, diferentes informes podrían impedir que la gente lo disfrute. Aunque no podemos demostrar un vínculo causal en este estudio, nuestra investigación indica que el café no es tan malo para las arterias como sugerirían estudios anteriores".

"Aunque nuestro estudio incluyó a individuos que beben hasta 25 tazas al día, el consumo promedio entre el grupo con mayor consumo de café fue de cinco tazas al día. Nos gustaría analizar más de cerca a estas personas en el futuro para que podamos ayudar a asesorar sobre los límites de seguridad", añade.

"Comprender el impacto que tiene el café en nuestro corazón y sistema circulatorio es algo que los investigadores y los medios han estado gestando durante algún tiempo”, apunta Metin Avkiran, director médico asociado de la BHF. “Hay varios estudios contradictorios que dicen cosas diferentes sobre el café, y puede ser difícil filtrar lo que deberíamos creer y lo que no deberíamos. Se espera que esta investigación ponga en perspectiva algunos de los informes de los medios, ya que descarta uno de los posibles efectos perjudiciales del café en nuestras arterias", concluye.