El aumento de peso y un índice de masa corporal elevado se asocian a un menor riesgo de ELA (Neurology)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas con un elevado índice de masa corporal (IMC) o que aumentan de peso a medida que envejecen pueden tener un menor riesgo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), según una nueva investigación publicada en Neurology.

"Es importante tener en cuenta que, si bien nuestro estudio encontró una relación entre un IMC elevado y un menor riesgo de ELA, es posible que la genética haga que una persona tenga más probabilidades de tener un IMC bajo y un mayor riesgo de ELA sin que una cosa cause la otra -explica Ola Nakken, de la Universidad de Oslo (Noruega)-. Las personas no deben interpretar los resultados de nuestro estudio como una sugerencia de que ganar peso puede prevenir la ELA. Además, los riesgos para la salud de tener un IMC alto serían mayores que cualquier efecto protector".

Para el estudio, los investigadores revisaron una base de datos noruega que incluía mediciones de IMC para la mayoría de las personas que vivían en el país entre 1963 y 1975. Incluyeron a casi 1,5 millones de personas en el estudio, identificando a 2.968 personas que más tarde desarrollaron ELA en un promedio de 33 años.

Encontraron que, por cada aumento de 5 puntos en el IMC desde el rango de IMC normal bajo, desde el comienzo hasta el final del estudio, hubo un riesgo un 17% menor de desarrollar ELA más adelante. De las 468.853 personas en el rango bajo-normal, 1.002 personas desarrollaron ELA (0,21%). De las 139.158 personas en el rango de obesos, 182 desarrollaron la enfermedad (0,13%).

Después de los 50 años, los participantes tenían un riesgo un 31% menor de desarrollar ELA por cada aumento de 5 puntos en el IMC.

También observaron que las personas que tenían un IMC en el rango de obesidad al inicio del estudio tenían 34% menos probabilidades de desarrollar ELA en comparación con las personas en el rango de IMC bajo normal, y las personas que tenían un IMC en el rango de sobrepeso el riesgo fue un 18% menor.