El 78 % de las personas que piden cita en Atención Primaria la consiguen después de 48 horas

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La plataforma ‘Salvemos la Atención Primaria’ ha vuelto a denunciar la situación de la Atención Primaria. Entre los temas más preocupantes, destacan que la accesibilidad de la población a la Atención Primaria no está garantizada y se realiza con unas demoras intolerables. Así, los datos de la tercera oleada del Barómetro Sanitario de octubre de 2022 señalan que entre otras cosas que el 78 por ciento de las personas que piden cita en Atención Primaria la consiguen después de 48 horas.

Preocupa que el tiempo medio de demora de quienes no son atendidos en 24 horas es de 8,54 días. De estos el 23,3 por ciento tienen una demora superior a 10 días. Además, las citas telefónicas siguen siendo predominantes (el 67,5 por ciento). Incluso, existen comunidades donde se están dando citas con 15 y hasta 30 días de demora y solo telefónicas.

Ante esta situación, ‘Salvemos la Atención Primaria’ informa de que solicitaron una reunión con la ministra de Sanidad el pasado 21 de septiembre. Solicitud a la que hasta ahora no han obtenido ninguna respuesta.

Cita en Atención Primaria

Entre las primeras demandas de ‘Salvemos la Atención Primaria’ está la necesidad de más transparencia en las demoras para conseguir una cita en Atención Primaria. Así, piden que se especifiquen las demoras para consultas presenciales y telefónicas. También el porcentaje de población que espera más de una semana. Todo ello debe hacerse para cada una de las Comunidades, incorporándose a los datos del Sistema de Información de Listas de Espera del Ministerio de Sanidad.

Disminuir estos tiempos de espera pasa por que se garantice que se destine un 25 por ciento de los presupuestos sanitarios a la Atención Primaria para reforzar las plantillas de manera que se permita una atención sanitaria de calidad.

Asimismo, es necesario que se mejoren las condiciones laborales de los profesionales. También con medidas como incentivar la función tutorial (MIR, EIR);  definir los roles de cada perfil profesional;  visibilizar la labor de las Unidades administrativas; la desburocratización y digitalización de las consultas;  así como la incentivación real de los puestos de difícil cobertura. Sin olvidar el empoderamiento de la AP y medidas eficaces frente a las agresiones crecientes.