El 75 % de los sanitarios de AP de Osakidetza están “quemados”

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El 75 por ciento de los sanitarios de AP de Osakidetza están “quemados”. Así se desprende de un estudio llevado a cabo por la plataforma Lehen Arreta Arnasberritzen (LAA) para conocer el estado de agotamiento de los profesionales que ejercen en la Primaria vasca.

Del trabajo, en el que han participado 840 profesionales, de los 3.000 de todas las categorías laborales de AP, se desprende, además, que tres de cada cuatro padecen el desgaste profesional en un nivel muy elevado.

Desde la plataforma han subrayado su constatación de que hay mucho “burnout” entre la plantilla vasca, por lo que trasladarán los datos recogidos a Osalan  (el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales) para que los valore.

Desde distintos colectivos médicos han explicado que este síndrome es el motivo por el que los trabajadores “se ausenten al estar extenuados no solo físicamente, sino también psicológicamente”.

Inseguridad entre los sanitarios

Por ello muestran su preocupación, ya que la situación “crea inseguridad en los propios sanitarios”, que temen que su estado pueda repercutir de forma negativa en los pacientes.

Uno de los datos que llama la atención es que la categoría profesional con mayor “burnout” en los centros de salud de Osakidetza es la de administrativo; le siguen los facultativos.

También queda patente que los residentes están cansados como los médicos de de AP que llevan años ejerciendo en los centros de salud.

La plataforma que ha realizado el trabajo fue el colectivo de profesionales que promovió las huelgas y las manifestaciones de la Atención Primaria del País Vasco en 2019 y, ante la situación actual, no descarta iniciativas similares para los próximos meses.

Huelga

De hecho, tras la última reunión celebrada el pasado sábado se barajó la posibilidad de utilizar las movilizaciones como medida de presión para que Osakidetza se vuelque en la AP. En esta línea, en la reunión que mantendrán el próximo 1 de febrero volverán a tratar sobre el tema.

Esta agrupación de profesionales aboga por fidelizar a los sanitarios, algo que, según señalan, se alcanzaría si a los eventuales se les dejara de cambiar constantemente de centro de salud.

Por esto trasladarán a la dirección de Osakidetza la necesidad de aumentar la estabilidad de la plantilla. También les plantearán el blindar el horario de las consultas y fichar, porque trabajan horas que luego no les son reconocidas.

Asimismo, desde la plataforma consideran que hay que analizar el actual modelo de las organizaciones sanitarias (OSIs), ya que “desde su introducción la AP se ha visto afectada”, han explicado.

Gestión

Asimismo, esta agrupación de profesionales vascos apuesta por la “autogestión de los centros de salud”, así como por crear la figura del administrador sanitario en los ambulatorios con una formación y “un reconocimiento económico específicos”.

En este sentido, en plena coincidencia con las centrales sindicales, representantes en la mesa sectorial de Osakidetza recalcan que es preciso dotar a la AP de un mayor presupuesto, así como de planes de contingencia.

Planes que alivien la situación de estrés entre los sanitarios cuando la demanda de atención se ve claramente desbordada, como en periodos de gripe o cuando los compañeros cogen vacaciones. Una demanda que ya está contemplada en los hospitales vascos.

Mejora

Mientras los colectivos de AP se quejan constantemente de su situación, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, defiende el compromiso del Ejecutivo de Urkullu con la Atención Primaria, aunque reconoce que “hay ámbitos de mejora”.

La responsable de Salud del País Vasco reconoce que uno de los problemas es la escasez de profesionales. “Una dificultad que tienen todas las Comunidades y no es de fácil solución”.

Sagardui insiste en que en Osakidetza “no hay ni recortes ni privatización” y explica que el gasto sanitario por persona en Euskadi es el más alto del Estado.

Plazas

Sobre la falta de profesionales, la consejera añade que no tiene nada que ver con los recortes. "No se puede sustituir sin profesionales con los que cubrir esas plazas", zanja.

Sin embargo, hace hincapié en que “Osakidetza no ha amortizado plazas de médicos ni de pediatras ni de enfermeras. Hemos incrementado más de 400 plazas este año. En total, hay 31.000 trabajadores en el Servicio Vasco de Salud”.

Rechaza las críticas sobre las privatizaciones de actuaciones de Osakidetza, al tiempo que niega que el 5 por ciento del presupuesto se destine a la colaboración público-privada. "Esto no se ha incrementado y seguimos ampliando la cartera de servicios", concluye.