El 75% de los enfermos de asma no pueden trabajar a su máximo potencial, según una encuesta (J Asthma Allergy)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los enfermos de asma pierden casi una décima parte de las horas de trabajo debido a sus síntomas, lo que también resulta en una pérdida de productividad y afecta a su bienestar emocional, según una encuesta internacional desarrollada por Research Now (Reino Unido).

Esta nueva investigación, publicada en el 'Journal of Asthma and Allergy', ha apuntado que, en promedio, tres de cada cuatro trabajadores con asma no pueden trabajar a su máximo potencial.

Un equipo de investigadores encuestó a un total de 1.598 pacientes diagnosticados con asma sintomática de Brasil, Canadá, Alemania, Japón, España y Reino Unido y cuantificó el impacto del asma en el tiempo de trabajo perdido, la pérdida de productividad durante el trabajo y la pérdida de productividad laboral total durante los siete días anteriores a la encuesta. Finalmente, la encuesta planteaba la pregunta '¿Cómo le hace sentir su asma en el trabajo?' para medir su bienestar emocional.

Los resultados mostraron que, de media, se perdía hasta una décima parte (9,3%) de las horas de trabajo en una sola semana laborable debido a los síntomas de asma de los trabajadores. Además, la encuesta indicó que el asma impactaba en el bienestar emocional del encuestado, que sentía tensión mental y vergüenza.

Aproximadamente tres de cada cuatro (74%) de los trabajadores informaron que no podían trabajar a su máximo potencial debido al asma, con un 36 por ciento de los trabajadores que experimentaron una reducción de la productividad laboral. Pero también tuvieron una respuesta emocional al asma en el lugar de trabajo.

"Un número significativo de pacientes sintió culpa y vergüenza al usar inhaladores en el trabajo", ha explicado Gruffydd-Jones, director de la investigación en Box Surgery, Wiltshire, Reino Unido.

Los encuestados también reportaron sentirse inferiores y desfavorecidos en comparación con sus compañeros no sintomáticos, y más de dos tercios de los encuestados sintieron que el asma afectaba negativamente a su trabajo.

"Los médicos deben preguntar a los pacientes sobre el impacto del asma en su trabajo y los empleadores deben alentar a sus trabajadores a buscar ayuda médica y proporcionar un ambiente 'amigable para el asma', ha indicado el doctor.

"Esto requiere no solo proporcionar controles ambientales apropiados sino también un entorno de trabajo que minimice la vergüenza, como permitir que el personal salga del entorno de trabajo inmediato para usar sus inhaladores", ha concluido.