El 10% de las personas que consideran que están sanas pueden estar en riesgo de experimentar un infarto de miocardio (JAMA Netw Open)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El 10% de las personas que consideran que están sanas están en riesgo de experimentar un infarto de miocardio, según ha puesto de manifiesto un nuevo estudio realizado por investigadores de Johns Hopkins Medicine (Estados Unidos), tras analizar la información médica de más de 6.800 personas.

"Nuestro estudio sugiere que incluso las personas que creen estar sanas pueden tener una enfermedad cardiovascular importante. Esto significa que todos los adultos se benefician si acuden a su médico para comprobar su riesgo de enfermedad, incluso aunque consideren no tener ningún motivo para acudir a la consulta", comentan.

Para alcanzar esta conclusión, publicada en JAMA Network Open, analizaron a 6.764 participantes durante 19 años, con una media de 62 años, el 53% eran mujeres, el 39% blancos, el 28% afroamericanos, el 22% hispanos y el 12% chinos.

Durante el estudio, se pidió a cada participante que calificara su salud al inicio de la inscripción como “excelente”, “muy buena”, “buena” o “mala”. Los hombres tenían más probabilidades de informar que tenían una salud “muy buena” o “excelente” (52%), mientras que alrededor del 41% de los participantes afroamericanos e hispanos tenían más probabilidades de calificar su salud como “mala” (alrededor del 41%).

Además, cada participante se sometió a una exploración de calcio en la arteria coronaria mediante una tomografía computarizada para detectar la acumulación de placa. El hecho de tener una puntuación de calcio en la arteria de “0” se asocia estadísticamente al riesgo más bajo de enfermedad cardiovascular debido a que no se detecta acumulación de placa en las arterias, mientras que las puntuaciones de más de “100” se consideran el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los autores hallaron que, si bien las calificaciones de salud de los participantes seguían los factores de salud como la actividad física, la dieta saludable y los factores de riesgo cardiovascular conocidos, como la diabetes, la hipertensión y la hipertrigliceridemia, no hubo ninguna correlación entre su salud autoevaluada y la cardiovascular.

Después de un seguimiento promedio de 13 años, se registraron 1.161 muertes de participantes y 637 infartos de miocardio, ictus o muertes cardiovasculares. Teniendo en cuenta las puntuaciones de calcio, la edad, el sexo y la raza, los 1.073 participantes que reportaron una excelente salud tenían al menos un 45% menos riesgo de tener un evento cardiovascular, en comparación con las 633 personas que informaron sobre su salud “mala”.

Los autores también informaron que entre aquellos que informaron que su salud era “excelente”, los participantes que obtuvieron una puntuación de más de “0” en su exploración de la arteria de calcio tenían cinco veces más probabilidades de tener un evento cardiovascular que los que tenían una arteria coronaria con una puntuación de calcio de “0”.