Durvalumab mejora la supervivencia en la mitad de pacientes con cáncer de pulmón localmente avanzado


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Durvalumab, fármaco registrado por AstraZeneca como Imfinzi, es la primera inmunoterapia que logra aumentar la supervivencia global a la mitad de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas en estadio III no resecable, según los resultados del ensayo en fase III Pacific a tres años, presentados durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO), celebrada en Chicago (Estados Unidos).

"Estamos ante unos resultados importantes para estos pacientes que no tenían muchas opciones de tratamiento, ya que se ha visto que con esta terapia se logra mejorar el pronóstico que tenían", comenta el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Luis Paz Ares.

Los datos muestran un beneficio duradero y sostenido del sistema operativo en estos pacientes que no habían progresado después de la terapia de quimio radioterapia concurrente, un tratamiento estándar de atención. En concreto, la tasa de supervivencia fue del 57% a los tres años para los pacientes que recibieron durvalumab, frente al 43,5% de los que recibieron placebo.

Los resultados se basan en un análisis primario anterior, publicado en The New England Journal of Medicine en 2018, que demostró un beneficio significativo de durvalumab frente a placebo tras la terapia de quimio radioterapia concurrente, independientemente de la expresión de PD-L1.

Así, con el año adicional, los últimos resultados han evidenciado una eficacia "consistente y duradera", manteniendo una reducción del 31% en el riesgo de muerte, en comparación con placebo después de la terapia de quimio radioterapia concurrente.

Se espera, según indica Javier de Castro, del servicio de Oncología Médica del Hospital La Paz de Madrid, que los resultados sigan ampliándose para que llegue un momento en el que se pueda cronificar la enfermedad. El tratamiento previsiblemente podrá estar disponible para los pacientes españoles en otoño de este año.

"Estos hallazgos son otro ejemplo de nuestro interés en brindar beneficios de supervivencia a largo plazo a los pacientes que aún tienen la posibilidad de curarse. Además, establecen aún más el régimen establecido en Pacific como el estándar de atención para estos pacientes. Somos optimistas de que esta tendencia de supervivencia continúe a medida que avanzamos hacia el hito de cinco años en este contexto de intención curativa", concluyó el presidente ejecutivo de la Unidad de Negocios de Oncología de AstraZeneca, Dave Fredrickson.