Dosis bajas de litio podrían ayudar a luchar contra el Alzheimer (J Alzheimers Dis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio realizado con ratas en la Universidad McGill (Canadá) ha demostrado que cuando se administra en una formulación que facilita el paso al cerebro el litio, en dosis hasta 400 veces más bajas, que las que se prescriben actualmente para los trastornos del estado de ánimo, es capaz tanto de detener los signos de la patología avanzada del Alzheimer, como las placas amiloides, como de recuperar las capacidades cognitivas perdidas.

En el estudio, publicado en el Journal of Alzheimer's Disease, investigaron la formulación convencional de litio y la aplicaron inicialmente en ratas a una dosis similar a la utilizada en la práctica clínica para los trastornos del estado de ánimo. Sin embargo, los resultados de los estudios iniciales con las formulaciones y dosis convencionales fueron decepcionantes, ya que las ratas mostraron rápidamente una serie de efectos adversos. La vía de investigación se interrumpió pero se renovó cuando se identificó una formulación encapsulada de litio que tenía algunos efectos beneficiosos en un modelo de ratón con enfermedad de Huntington.

La nueva formulación se aplicó entonces a un modelo transgénico de rata que expresaba proteínas humanas mutadas causantes de la enfermedad de Alzheimer, un modelo animal que ellos habían creado y caracterizado. Esta rata desarrolla características de la enfermedad de Alzheimer humana, incluyendo una acumulación progresiva de placas amiloides en el cerebro y déficits cognitivos concurrentes.

"En las primeras etapas de la patología amiloide se administraron microdosis de litio a concentraciones cientos de veces inferiores a las aplicadas en la clínica para los trastornos del estado de ánimo en la rata transgénica similar al Alzheimer. Estos resultados fueron notablemente positivos y fueron publicados en 2017, y nos estimularon a seguir trabajando con este enfoque en una patología más avanzada", explica el líder del estudio, Claudio Cuello.

Animados por esos resultados anteriores, los investigadores se propusieron aplicar la misma formulación de litio en etapas posteriores de la enfermedad a sus ratas transgénicas modelando aspectos neuropatológicos de la enfermedad de Alzheimer. Este estudio encontró que los resultados beneficiosos en la disminución de la patología y la mejora de la cognición también se pueden lograr en etapas más avanzadas, similares a las etapas preclínicas tardías de la enfermedad, cuando las placas amiloides ya están presentes en el cerebro y cuando la cognición comienza a declinar.

"Desde un punto de vista práctico, nuestros hallazgos muestran que las microdosis de litio en formulaciones como la que usamos, que facilitan el paso al cerebro a través de la barrera hematoencefálica y a la vez minimizan los niveles de litio en la sangre, evitando que los individuos sufran efectos adversos, deben encontrar aplicaciones terapéuticas inmediatas. Si bien es poco probable que algún medicamento revierta el daño cerebral irreversible en las etapas clínicas del Alzheimer, es muy probable que un tratamiento con microdosis de litio encapsulado tenga efectos beneficiosos tangibles en las etapas tempranas y preclínicas de la enfermedad", concluye el investigador.