Dos pacientes parapléjicos logran caminar gracias a la estimulación muscular no invasiva controlada por el cerebro (Sci Rep)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Dos parapléjicos que participan en el Proyecto Walk Again han logrado caminar, con una pequeña asistencia, gracias a la estimulación muscular no invasiva controlada por el cerebro, según se ha publicado en Scientific Reports.

Los dos pacientes con paraplejia utilizaron su propia actividad cerebral para controlar el suministro no invasivo de pulsos eléctricos a un total de 16 músculos (8 en cada pierna), lo que les permite producir una caminata más fisiológica de lo que se informó anteriormente y requiere, como dispositivos de asistencia, de un andador convencional y de un sistema de soporte de peso corporal.

En general, los dos pacientes pudieron realizar más de 4.500 pasos utilizando esta nueva tecnología, que combina una interfaz cerebro-máquina no invasiva, basada en un EEG de 16 canales, para controlar un sistema de estimulación eléctrica funcional multicanal (FES) diseñado para producir un modo de andar mucho más suave.

"Lo que nos sorprendió fue que, además de permitir que estos pacientes caminasen con poca ayuda, uno de ellos mostró una clara mejora motora. Los pacientes requirieron aproximadamente 25 sesiones para dominar el entrenamiento antes de poder caminar usando este aparato", explican los investigadores

Los dos pacientes que utilizaron este nuevo enfoque de rehabilitación habían participado previamente en el estudio de neurorrehabilitación a largo plazo realizado mediante el protocolo Walk Again Project Neurorehabilitation. Como se informó en una publicación reciente del mismo equipo, los 7 pacientes que participaron en ese protocolo durante un período de 28 meses mejoraron su estado clínico, desde la paraplejia completa a la parcial.

Esta recuperación neurológica significativa incluyó mejoras clínicas importantes en la discriminación sensorial (táctil, nocicepción, vibración y presión), así como en el control motor voluntario de los músculos del abdomen y las piernas.

"Los dos últimos estudios publicados por el Proyecto Walk Again indican claramente que se puede inducir una recuperación funcional y neurológica parcial en pacientes con lesión crónica de la médula espinal mediante la combinación de múltiples tecnologías no invasivas que se basan en el concepto de usar una interfaz cerebro-máquina para controlar diferentes tipos de actuadores, como avatares virtuales, andadores robóticos o dispositivos de estimulación muscular, para permitir la participación total de los pacientes en su propia rutina de rehabilitación", señalan los autores.

Sobre la base de los resultados obtenidos en los últimos 5 años, el proyecto pretende ahora combinar todas sus herramientas de neurorrehabilitación en una única plataforma integrada y no invasiva para tratar a los pacientes con lesiones de la médula espinal. Esta plataforma permitirá a los pacientes comenzar el entrenamiento poco después de que ocurra la lesión.

Asimismo, permitirá el uso de una interfaz multidimensional integrada cerebro-máquina capaz de controlar simultáneamente los actuadores virtuales y robóticos (como un exoesqueleto de extremidades inferiores), un sistema de estimulación muscular no invasivo multicanal de canales múltiples (como el FES utilizado en el presente estudio) y un nuevo enfoque no invasivo de estimulación de la médula espinal.

"No existe una bala de plata para tratar las lesiones de la médula espinal. Cada vez más, parece que necesitamos implementar múltiples técnicas simultáneamente para lograr los mejores resultados de neurorrehabilitación. En este contexto, también es imperativo considerar el la ocurrencia de la plasticidad cortical como un componente importante en la planificación de nuestro enfoque de rehabilitación", concluyen los investigadores.