Dos manzanas al día ayudan a mantener el colesterol en niveles adecuados (Am J Clin Nutrition)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Comer dos manzanas al día ayuda a mantener el colesterol en niveles bajos y a combatir el riesgo cardiovascular, según un estudio un equipo de la Universidad de Reading (Reino Unido), realizado en colaboración con el Instituto Fondazione Edmund Mach (Italia), que viene a confirmar los beneficios de esta fruta.

El estudio, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, muestra que comer manzanas ricas en fibra y polifenoles reduce el colesterol total y LDL.

"Este último estudio muestra que el impacto de un cambio fácil de implementar en la dieta podría tener un impacto importante en las medidas clave de riesgo de enfermedad cardíaca. Un interés particular en este estudio es cómo las dos manzanas enteras, en lugar de una bebida de zumo de manzana con azúcar y calorías, han tenido un efecto significativo en los marcadores de salud cardíaca de los participantes", explica la investigadora Julie Lovegrove.

No obstante, los investigadores señalan que se necesitan ensayos controlados aleatorizados con una potencia adecuada para confirmar estos datos y explorar los mecanismos. Por tanto, en ningún caso se recomienda dejar la medicación que se esté tomando al incorporar estas frutas.

Otros estudios de intervención en humanos también sugieren posibles efectos hipolipemiantes de las manzanas, pero los resultados carecen de consistencia, tal vez debido a las diferencias en los productos de manzana probados, que han incluido manzanas enteras frescas, manzanas secas, piel de manzana, orujo de manzana, turbio y jugo de manzana claro y polifenoles puros de manzana; dosis y características moleculares de los componentes activos; duración del estudio; tamaño de la muestra; y el uso de controles apropiados.

En este estudio se realizó una intervención dietética de 8 semanas, y se examinó la hipótesis de que la suplementación de la dieta habitual de 40 sujetos sanos levemente hipercolesterolémicos con dos manzanas frescas diariamente da lugar a una reducción del colesterol total y efectos beneficiosos sobre la función vascular y otros marcadores de enfermedad cardiovascular (ECV), en comparación con una bebida de control de manzana con azúcar.

"Uno de los hallazgos claros de este estudio es que pequeños cambios simples en nuestra dieta, como la introducción diaria de dos manzanas, pueden tener un impacto importante en los marcadores de la salud del corazón. Todavía no sabemos si la fibra que se encuentra en la manzana o el polifenol que está en una concentración significativamente mayor en las manzanas que usamos es responsable de los resultados. De cualquier manera, el claro ganador aquí es toda la comida", añade Thanasis Koutsos, autor del estudio.