Diferencias de salud entre pacientes adultos con hipercolesterolemia familiar


  • Atherosclerosis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Por la Dra. Ruth Frikke-Schmidt, médica jefe y profesora adjunta de Investigación Clínica, DMSc, PhD, Rigshospitalet, Universidad de Copenhague (Copenhague, Dinamarca).

 

Stephen M. Amrock y sus colaboradores informan en el número de diciembre de 2017 de Atherosclerosis que, en una población contemporánea de pacientes de EE. UU. con hipercolesterolemia familiar (HF), existen diferencias en cuanto a la consecución del objetivo de colesterol LDL y el uso de estatinas tras la estratificación de la población por sexo o raza/etnia. El primer autor, Stephen M. Amrock, pertenece al Departamento de Medicina de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, en Portland (Oregón, EE. UU).

 

Antecedentes:  Grandes fracciones de pacientes con HF continúan sin tratamiento, y no está claro el papel que las diferencias de salud pueden desempeñar en los pacientes con HF en EE. UU. El objetivo del presente informe consistía en describir las diferencias de sexo y raza/etnia en un registro nacional de pacientes con HF de EE. UU.

Resultados: Se utilizaron datos de 3167 adultos inscritos en el registro del cribado en cascada para la concienciación y la detección de la hipercolesterolemia familiar (CAscade SCreening for Awareness and DEtection of Familial Hypercholesterolemia, CASCADE-FH) para evaluar las diferencias en los objetivos de colesterol LDL y el uso de estatinas por género y grupos raciales/étnicos. En comparación con los hombres, las mujeres eran un 32 % menos propensas a lograr un colesterol LDL tratado

Conclusión y debate: En el registro nacional CASCADE-FH de EE. UU., se observaron diferencias en cuanto a la consecución del objetivo de colesterol LDL y el uso de estatinas entre géneros y grupos raciales/étnicos. Estos hallazgos sugieren que las diferencias de salud contribuyen al infratratamiento de los pacientes con HF en EE. UU. Se garantiza el aumento de los esfuerzos por crear conciencia de dichas diferencias.