Detectados genes de resistencia a antibióticos (GRA) en uno de los lugares más remotos de la Tierra

  • McCann CM, et al.
  • Environment International
  • 25 ene. 2019

  • de Priscilla Lynch
  • Medical News
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio publicado en la revista Environment International ha mostrado que se han detectado genes de resistencia a antibióticos (GRA), identificados inicialmente en el ámbito urbano de la India, a casi 13 000 kilómetros de distancia en la remota región del Alto Ártico.

Un grupo internacional de expertos (Estados Unidos, Reino Unido y China) analizó el ADN extraído de 40 núcleos de tierra en ocho puntos a lo largo de la región de Kongsfjorden de Svalbard en el Alto Ártico y detectó un total de 131 GRA. Los GRA detectados estaban asociados a nueve grupos de antibióticos principales, incluidos los aminoglucósidos, los macrólidos y los betalactámicos.

El GRA blaNDM‑1, originalmente detectado en el ámbito clínico de la India en 2008, estaba presente en más del 60 % de los núcleos de tierra del estudio.

El equipo investigador, dirigido por el profesor David Graham de la Universidad de Newcastle, afirmó que el blaNDM‑1 y otros GRA de importancia médica presentes en el suelo del Ártico probablemente se propagaron en la materia fecal de pájaros migratorios, otros animales y visitantes humanos de la zona.

 «Este hallazgo tiene enormes implicaciones para la propagación global de la resistencia a los antibióticos», afirmó el profesor Graham. «Un GRA de importancia clínica originario del sur de Asia evidentemente no es “local” en el Ártico.»

«Las regiones polares se encuentran entre los últimos ecosistemas presuntamente vírgenes de la Tierra y proporcionan una plataforma para la caracterización de la resistencia de base en la era previa a los antibióticos con la que podríamos comprender las tasas de progresión de la “contaminación” por la resistencia a los antibióticos», añadió.