Descubierto un vínculo entre los indicadores de la actividad genética en el cerebro y la enfermedad de Alzheimer (Nat Neurosci)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una investigación pionera sobre los mecanismos que controlan la actividad de los genes en el cerebro podría ser la clave para comprender la enfermedad de Alzheimer y podría ayudar a identificar tratamientos eficaces en el futuro. Un equipo internacional liderado por científicos de la Universidad de Exeter y la Universidad de Essex (Reino Unido) ha descubierto un vínculo entre los indicadores de la actividad genética y la patología, lo que podría abrir nuevas e interesantes vías de investigación.

El estudio se publica en Nature Neuroscience y fue cofinanciado por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, la Unión Europea y el Consejo de Investigación Médica. El grupo investigó cambios en la actividad de los genes que no son causados por variación en el código genético real. Según los autores, es una vía emocionante para la investigación porque, a diferencia de la secuencia de ADN, estos procesos epigenéticos pueden alterarse por factores ambientales, lo que proporciona una posible vía futura para influir en su actividad.

Los investigadores estudiaron un tipo de modificación epigenética llamada acetilación de histonas que marca las regiones del genoma que están activas. En las células, el ADN está empaquetado por estructuras llamadas histonas que pueden modificarse para controlar la actividad de los genes. El equipo cuantificó los niveles de acetilación de histonas en todo el genoma utilizando tejido cerebral de pacientes fallecidos con y sin enfermedad de Alzheimer.

Se encontraron tanto aumentos como disminuciones en la acetilación de histonas en todas las regiones del genoma, identificando genes involucrados en la enfermedad de Alzheimer. Sorprendentemente, hallaron diferencias en las regiones reguladoras que controlan la expresión de amiloide y tau, dos proteínas que se sabe que están involucradas en la patología de la enfermedad de Alzheimer.

Esta investigación es un estudio de genoma completo que investigó la acetilación de histonas en la enfermedad de Alzheimer y proporciona un marco para estudios de modificación de histonas en otras enfermedades que afectan al cerebro. "Nuestro estudio proporciona evidencia convincente de cambios generalizados en la acetilación de histonas en la enfermedad de Alzheimer. Aunque se necesita más trabajo para explorar si la lateración de la acetilación de histonas es una causa o el resultado de la afección, es interesante que los medicamentos que modifican la acetilación de histonas se encuentran entre los tratamientos nuevos más prometedores para la enfermedad de Alzheimer", dice el líder de la investigación, Jonathan Mill.

El coautor principal, Leonard Schalkwyk, añade que "la enfermedad de Alzheimer afecta a millones de vidas y ha sido ampliamente estudiada, pero aún no hemos llegado al fondo de por qué y cómo sucede. Este es nuestro segundo estudio a gran escala sobre los cromosomas de las partes más afectadas del cerebro, para encontrar diferentes diferencias epigenéticas en la forma en que los genes se expresan en la enfermedad de Alzheimer en comparación con un cerebro no afectado. Esto ayuda a vincular diferentes líneas de nuestra comprensión de la enfermedad juntas".