Descubierto un nuevo mecanismo que suprime la respuesta inmunitaria frente al cáncer (Nat Immunol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores liderados por la Universidad Técnica de Múnich (Alemania) han descubierto un mecanismo para identificar células reguladoras en el tejido tumoral que suprimen una respuesta inmunitaria. Sus hallazgos pueden contribuir a mejorar el diagnóstico y la inmunoterapia del cáncer.

El sistema inmunitario no solo protege contra las infecciones, sino también contra el cáncer. Esta protección se basa, en particular, en la activación de los linfocitos T CD8+, que reconocen las células infectadas o cancerosas y las matan específicamente.

"La capacidad del sistema inmunitario y especialmente de los linfocitos T CD8+ para eliminar las células cancerosas en tejidos como el pulmón, el intestino y el hígado suele ser limitada en los pacientes con tumores", explica Percy Knolle, líder de la investigación, que se ha publicado en Nature Immunology.

Las células cancerosas envían señales que ralentizan la respuesta inmunitaria contra ellas. El conocimiento de cómo la inmunidad específica del tumor se ve restringida por estas señales ha conducido al desarrollo de inmunoterapias contra el cáncer a través de lo que se conoce como inhibición de puntos de control.

En esta forma de terapia, las señales emitidas por las células cancerosas se inhiben y liberan la inmunidad específica del cáncer. La administración de anticuerpos que se dirigen a estas señales a menudo puede revigorizar la respuesta inmunitaria del paciente contra el tumor.

El equipo alemán ha descubierto un novedoso mecanismo de supresión que inhibe las respuestas inmunitarias específicas del cáncer. Según su publicación, esta supresión está mediada por un producto de descomposición del metabolismo de la glucosa, un tipo particular de célula inmunitaria mieloide (células supresoras de mieloides), que suprime la activación de los linfocitos T CD8+, y que se encuentra a menudo cerca y en los tejidos tumorales. Se sabe que limitan gravemente la inmunidad específica al cáncer.

"Pudimos identificar la producción excesiva del producto de descomposición del metabolismo de la glucosa como un rasgo característico de las células supresoras en el tumor y, al mismo tiempo, atribuir la inhibición de la inmunidad específica del cáncer a este metabolito supresor", detalla otro de los autores, Bastian Höchst.

Los investigadores descubrieron que la inhibición de los linfocitos T CD8+ específicos para el cáncer es reforzada por este metabolito supresor a través del agotamiento de los aminoácidos que son esenciales para la activación de las células inmunes. Estas células inmunitarias inhibidas permanecen vivas, pero son detenidas en un estado de hibernación de baja actividad metabólica.

Los investigadores lograron desarrollar métodos con los que estas células inmunitarias en hibernación puedan despertarse. La combinación de la inhibición de los puntos de control con la neutralización del metabolito supresor condujo a un fuerte aumento de la respuesta inmunitaria específica al cáncer en los experimentos. "Estos resultados abrirán el camino al desarrollo de nuevas formas de inmunoterapia contra el cáncer", resume Knolle.