Desciende en España la incidencia de la infección por VIH en niños mientras crece en adolescentes


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El número de nuevos casos en España de niños con VIH ha descendido en las dos últimas décadas, de forma similar a la de otros países desarrollados, mientras que los de adolescentes crecen principalmente por los contagios por vía sexual, según un estudio realizado sobre datos de la Cohorte Nacional de Niños con VIH (CoRISpe) de los diagnósticos producidos entre 1997 y 2015, y que ha sido presentado en el marco del X Congreso Nacional de GeSIDA, celebrado en Madrid.

En la investigación se incluyeron datos de 533 niños y adolescentes, 407 españoles (76,4%) y 126 inmigrantes (23.6%), principalmente de África Subsahariana (65,1%) y América Latina (21,4%). Los españoles tenían mejor situación clínica e inmunológica que los niños inmigrantes al diagnóstico de VIH. Para la realización del estudio se establecieron cuatro periodos de análisis: P1 (1997-2000), P2 (2001-2005), P3 (2006-2010) y P4 (2011-2015).

A lo largo de los cuatro periodos se observó una disminución en el número de niños españoles, y un aumento en el número de diagnósticos por transmisión sexual, principalmente en adolescentes de América Latina (50%) y España (37,5%). De 374 niños españoles VIH por transmisión vertical, 299 tenían madre española (79,9%) y 75 madre extranjera (20,1%), mayoritariamente de África Subsahariana (53,3%) y América Latina (25,2%).

En las dos décadas de estudio se observó una progresiva disminución en el número de madres españolas. En las madres españolas, un 51,6% eran usuarias de drogas. El porcentaje de madres españolas usuarias de drogas también disminuyó gradualmente: P1 (57%), P2 (50%), P3 (36,7%), P4 (22,2%). El número de niños españoles VIH de transmisión vertical diagnosticados con más de 1 año de edad disminuyó, al igual que el número de madres diagnosticadas después del parto debido al buen control de la gestación, sin diferencias por el origen de las madres.

De forma complementaria, haciendo también uso de los datos de CoRISpe y la cohorte CoRIS (que recoge datos de pacientes VIH adultos), en otro estudio se analizaron los nuevos diagnósticos de VIH en pacientes de entre 12 y 19 años incluidos en las citadas cohortes desde 1995 y 2008 y hasta finales de 2017 y 2015, respectivamente.

En el periodo se diagnosticaron 327 adolescentes con VIH. La mediana de edad al diagnóstico fue 18,7 años y el 74,3% fueron varones. En el 75,5% de pacientes la transmisión fue sexual (68,9% hombres que tienen sexo con hombres y el 31,1% por transmisión heterosexual), siendo los otros casos, usuarios de drogas inyectadas (15,6%), transmisión vertical (3,1%) y receptores de hemoderivados/desconocidos (6,8%).

La proporción de la infección por vía sexual por periodos fue del 23,5% de media hasta el año 2000, incrementándose progresivamente hasta el 89,3% en 2013-2015, siendo la progresión de hombres que mantienen sexo con hombres de 13,1 a 77,9%. Nacieron fuera de España el 34,6% de los adolescentes diagnosticados, el 69% de ellos en América Latina. De los latinoamericanos, en el 94,9% la transmisión fue por vía sexual, frente al 70,6% de los nacidos en España.

De forma global, el diagnóstico fue tardío para 114 adolescentes (34,9%). Por periodos, los diagnósticos tardíos fueron 49,8% de media hasta 2000 frente a 29% en 2001-2015, sin decrecer en los últimos 15 años.