Desarrollados dos nuevos antibióticos contra bacterias multirresistentes (PLOS Biol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores franceses han desarrollado dos nuevos antibióticos que no solo son eficaces contra bacterias multirresistentes gram positivas y negativas, sino que también parecen no desencadenar resistencia cuando se usan para tratar infecciones en ratones. Este avance podría suponer un nuevo impulso y nuevas posibilidades para combatir la resistencia a los antibióticos en todo el mundo, según publican en un artículo de PLOS Biology.

Los pocos antibióticos nuevos que se lanzan al mercado se derivan de las clases existentes de antibióticos. No obstante, Brice Felden y su equipo en el laboratorio conjunto Inserm y Université de Rennes 1, junto con un equipo del Instituto de Ciencias Químicas de Rennes (ISCR), identificaron recientemente una nueva toxina bacteriana que transformaron en potentes antibióticos activos contra varias bacterias responsables de infecciones humanas, ya sean gram positivas o negativas.

"Todo comenzó con un descubrimiento fundamental realizado en 2011 -explica Brice Felden-. Nos dimos cuenta de que una toxina producida por Staphylococcus aureus, cuya función es facilitar la infección, también puede matar otras bacterias presentes en nuestro cuerpo. Lo que habíamos identificado era una molécula con propiedades tóxicas y antibióticas duales. Pensamos que si pudiéramos separar estas actividades, podríamos crear un nuevo antibiótico no tóxico para el cuerpo. Un desafío que aceptamos".

Se sintetizó una nueva familia de los llamados peptidomiméticos. Estos péptidos están inspirados en los péptidos bacterianos naturales existentes, pero se han acortado y modificado. De las veinte moléculas creadas, dos demostraron ser efectivas contra Staphylococcus aureus y Pseudomonas aeruginosa resistentes en modelos de ratones con sepsis grave o infección de la piel. Además, no se observó toxicidad para las otras células y órganos, ya fuera en animales o en células humanas.

Estos nuevos compuestos son bien tolerados en sus dosis activas y carecen de los problemas de toxicidad renal que a menudo se presentan con este tipo de compuesto. "Los probamos en dosis 10 a 50 veces más altas que la dosis efectiva sin observar toxicidad", especifica Felden, quien añade que se observa poca resistencia en condiciones experimentales.

Las bacterias que los investigadores dejaron en contacto durante varios días con los animales no mostraron signos de resistencia a estos antibióticos. Para ir más lejos, crearon condiciones favorables para el desarrollo de resistencia in vitro e in vivo sin que sucediera nada. Sin embargo, todavía se requiere precaución debido a los cortos períodos de tiempo experimental.

La actividad antibacteriana de estos peptidomiméticos se debe en parte a la capacidad de sus aminoácidos no naturales para reforzar la asociación de estos compuestos con las membranas de las bacterias infecciosas. Esta fuerte unión conduce a la permeabilidad de la membrana y la muerte de las bacterias.

"Creemos que estas nuevas moléculas son candidatos prometedores para el desarrollo de nuevos antibióticos que pueden proporcionar tratamientos alternativos a la resistencia a los antimicrobianos", señalan los autores. El siguiente paso consiste en iniciar ensayos clínicos de fase 1.