Denosumab: ¿es el mejor agente modificador óseo en el marco del cáncer de mama HR+ y los IA?

  • Miyashita H & al.
  • Breast Cancer Res Treat
  • 21 abr. 2020

  • de Miriam Davis, PhD
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • El denosumab se relaciona con el aumento de la densidad mineral ósea (DMO) y la reducción del riesgo de fractura en las pacientes con cáncer de mama con receptores hormonales (HR+) que presentan pérdida ósea provocada por los inhibidores de la aromatasa (IA).

Por qué es importante

  • Los IA pueden ser responsables de una pérdida ósea aproximada del 5 % anual.
  • Este metanálisis en red es el primero en comparar los agentes modificadores óseos (AMO) en esta población.
  • Aunque los autores declinan especificar el mejor AMO, observan que el denosumab es más ventajoso que otros AMO que han estudiado (denosumab o los bisfosfonatos zoledronato, ácido risedrónico).

Diseño del estudio

  • Se trata de un metanálisis en red de denosumab, zoledronato y ácido risedrónico (16 ensayos controlados aleatorizados; n = 7699).
  • Financiación: no se reveló ninguna.

Resultados clave

  • Frente al ácido risedrónico, el denosumab se relacionó con una DMO más elevada (diferencia media [DM]: 3,29; IC del 95 %: 2,29-4,29) en la columna lumbar a 1 año.
  • El zoledronato, frente al ácido risedrónico, también obtuvo buenos resultados (DM: 3,10; IC del 95 %: 2,23-3,98).
  • El denosumab, frente a la ausencia de tratamiento, se relacionó con un menor riesgo de fractura: riesgo relativo (RR): 0,51; IC del 95 %: 0,38-0,67).
  • El ácido risedrónico, frente a la ausencia de tratamiento, también se relacionó con un menor riesgo de fractura: RR: 0,54 (IC del 95 %: 0,35-0,83).

Limitaciones

  • Había heterogeneidad entre los estudios.