Dejar de fumar puede retrasar o prevenir la artritis reumatoide seropositiva (Arthritis Care Res)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Abandonar el hábito tabáquico puede reducir el riesgo de desarrollar artritis reumatoide seropositiva, la forma más grave de la enfermedad, según ha demostrado por primera vez un nuevo estudio realizado por investigadores de Brigham and Women's Hospital de Boston (Estados Unidos).

"El nuestro es el primer estudio que muestra que un cambio de comportamiento puede reducir el riesgo de una artritis reumatoide seropositiva. El riesgo no se trata solo de los genes y de mala suerte, sino que existe un componente ambiental modificable para el inicio de esta enfermedad y la posibilidad de que algunas personas disminuyan su riesgo o incluso prevengan la artritis reumatoide ", explica el autor Jeffrey Sparks.

Para realizar su estudio, publicado en Arthritis Care & Research, Sparks y colegas utilizaron los datos del Estudio de Salud de Enfermeras, iniciado en 1976, y el Estudio de Salud de Enfermeras II, una segunda cohorte establecida en 1989. Ambos grupos incluyen profesionales de todos los Estados Unidos que completaron encuestas de salud cada dos años con preguntas que incluyen información sobre el tabaquismo y el estado de salud.

Entre las más de 230.000 participantes en este análisis, los investigadores identificaron 1.528 que desarrollaron artritis reumatoide. El equipo de investigación estaba especialmente interesado en los 969 casos "seropositivos" en lugar de "seronegativos". Los pacientes con forma seropositiva tienen autoanticuerpos relacionados con la artritis reumatoide y en general presentan manifestaciones más graves de la enfermedad, como deformidades articulares y discapacidad.

Para la artritis reumatoide seropositiva, el riesgo comenzó a disminuir aproximadamente cinco años después de que las mujeres dejaron de fumar y continuaron disminuyendo por más tiempo que permanecieron no fumadoras. Los participantes que renunciaron definitivamente redujeron su riesgo de artritis reumatoide seropositiva en un 37% después de 30 años. El equipo no encontró ninguna asociación entre la artritis reumatoide seronegativa y el tabaquismo, lo que agrega evidencia adicional a la teoría de que la AR seronegativa y seropositiva pueden ser dos enfermedades distintas con distintos factores de riesgo.

"Una de las lecciones aquí es que se necesita dejar de fumar de forma sostenida para obtener el beneficio completo -explica Sparks-. Mientras que para otras enfermedades, como las enfermedades cardiovasculares, dejar de fumar puede proporcionar un efecto más inmediato, aquí veremos beneficios décadas más tarde para aquellos que dejan de fumar permanentemente".

Si bien los mecanismos biológicos que vinculan el hábito de fumar y el desarrollo de la artritis reumatoide no están claros, Sparks y sus colegas piensan que fumar puede afectar un proceso de enfermedad preclínica que conduce a la formación de autoanticuerpos relacionados con la artritis reumatoide y aumenta la inflamación. Además de estudiar más a fondo la biología de la artritis reumatoide, desean ampliar sus investigaciones para incluir hombres y ensayos de intervención entre fumadores activos para ver si es posible prevenir prospectivamente la formación de autoanticuerpos relacionados con la artritis reumatoide y la progresión de la enfermedad.