¿Deberían abordarse antes los síntomas tempranos de fragilidad en las personas que padecen infección por el VIH?

  • Liz Scherer
  • Resúmenes de artículos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Conclusión práctica

  • Los síntomas tempranos de fragilidad (definidos como una puntuación de 1 o 2/5 en los criterios de Fried) afectan hasta a dos tercios de las personas mayores que padecen infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Relevancia

  • Se deben abordar las causas principales de la fragilidad en las personas mayores que padecen infección por el VIH para ayudar a controlar los desenlaces adversos.

Diseño del estudio

  • Estudio multicéntrico francés, prospectivo, observacional en el que se evaluó la prevalencia de la fragilidad o los síntomas tempranos de fragilidad y los factores de riesgo asociados con la salud delicada en personas mayores (≥70 años).
  • Financiación: Agencia Nacional de Investigación para el SIDA y las Enfermedades Infecciosas Emergentes de Francia; otros.

Resultados fundamentales

  • El análisis incluyó 510 personas con infección por el VIH, la mayoría varones (mediana de edad, 73 años); el 13,1 % (n = 67/510) de los pacientes tenían ≥80 años; el 60 % (n = 306/510) de los pacientes presentaban multimorbilidad (≥3 comorbilidades).
  • La prevalencia de fragilidad (≥3/5 criterios de Fried) fue del 13,5 %, para los síntomas tempranos de fragilidad fue del 63,3 % y la robustez (0/5 criterios de Fried) fue del 23,2 %.
  • En comparación con los pacientes con síntomas tempranos de fragilidad previa y robustos, los pacientes con fragilidad eran mayores, presentaban hipertensión, padecían con más frecuencia arteriopatía periférica o enfermedades respiratorias crónicas, síntomas depresivos o trastornos del estado de ánimo autodeclarados y antecedentes de resultados de salud negativos en el último año.
  • El análisis multivariante mostró que la edad avanzada y las multimorbilidades aumentaban el riesgo de fragilidad en casi 2 veces cada una, y el estatus socioeconómico en 3,17 veces. 

Limitaciones

  • Sin controles emparejados.
  • No está claro cómo evolucionan los síntomas tempranos de fragilidad en el transcurso del tiempo en esta población.