CSIF pide el reconocimiento del síndrome del ‘burnout’ como una enfermedad profesional

  • Ana Villajos
  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha exigido al Ministerio de Trabajo y Economía Social la incorporación inmediata del síndrome del ‘burnout’ en el cuadro de enfermedades profesionales. Es decir, según los términos acordados por 72ª la Asamblea Mundial de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para ello recalca que el pasado 1 de enero de 2022 entró en vigor la última revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). La misma contempla el síndrome de desgaste profesional (‘burnout’ en CIE-10) como un problema relacionado con el trabajo. Hasta esta revisión, el ‘burnout’ estaba incluido entre los “problemas relacionados con la dificultad en el control de la vida”.

Ante esta nueva clasificación, CSIF ha remitido una carta a la ministra Yolanda Díaz. En la misma, el sindicato solicita que se reconozca de manera inmediata esta patología. Es decir, tal y como dictaminó el 25 de mayo de 2019 la OMS.

Igualmente, recuerdan que esta organización dio un plazo de 18 meses para adecuar a la legislación de cada país dicho reconocimiento de enfermedad profesional e incorporarlo al cuadro de enfermedades profesionales. CSIF informa de que el Gobierno lleva un retraso de más de un año para adaptar a nuestras leyes la decisión de la OMS.

Síndrome del ‘burnout’ como enfermedad profesional

La Fundación Europea de Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) afirma que uno de cada cinco empleados sufre síndrome de ‘burnout’ en Europa. En España, el 43 por ciento de los profesionales tiene cierta sensación de agotamiento o fatiga laboral. Además, el 70 por ciento de estos profesionales afirman que se trata de una sensación que ha aumentado desde la pandemia de Covid-19, según la Guía del Mercado Laboral 2022.

El síndrome del ‘burnout’ afecta al trabajador mediante un agotamiento emocional, físico y psicológico. Esto es consecuencia de la exposición a unas condiciones organizativas nocivas. Se trata de un caso muy común en profesiones con grandes responsabilidades y alto nivel de interacción con los usuarios. Es el caso de como la sanidad, la docencia o la seguridad.

Entre sus consecuencias más significativas destaca el gran desgaste emocional, la despersonalización del trabajador y el autohostigamiento, que se manifiesta en la pérdida de confianza en las propias capacidades.