Crisis abierta en Osakidetza

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Sigue la crisis abierta en Osakidetza. Una crisis desatada tras la destitución de dos directivos y la dimisión de todo el equipo de la OSI Donostialdea. Ante el enfrentamiento sin precedentes, Salud aboga por el diálogo para “zanjar” el conflicto desatado en el Servicio Vasco de Salud (SVS).

De este modo se ha manifestado este martes el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, para quien el diálogo se debe realizarse en “el lugar correspondiente”.  Zupiria sostiene que es "imprescindible"  sentarse a hablar para reconducir la situación de la OSI Donostialdea, pero ha añadido que "no sería coherente responder a las declaraciones de un equipo médico a través de los medios".

Dimisiones

Así se ha referido a la carta de cerca de una treintena de jefes de Servicio y organizaciones de la OSI Donostialdea, publicada este pasado lunes, en la que pedían a la consejera  de Salud, Gotzone Sagardui  el "cese inmediato" de los cargos de la Dirección Central de Osakidetza como responsables directos de la "deriva" que observan en la gestión de los servicios asistenciales de Osakidetza.

El portavoz del Gobierno vasco ha asegurado que el “diálogo tiene su camino" y ha avanzado que el Departamento de Salud tiene el compromiso de acudir al Parlamento Vasco y de dar allí las explicaciones necesarias.

"Es imprescindible reconducir la situación con el diálogo para buscar soluciones", ha reiterado el portavoz, quien ha manifestado que lo más importante es que Osakidetza ofrezca un servicio de calidad a todos los ciudadanos.

Parlamento

Los partidos de la oposición (EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP) han exigido a la titular del Departamento de Salud que comparezca en el Parlamento para explicar lo sucedido.

En el caso de los populares vascos, han llegado a pedir a la consejera que presente su dimisión por el "caos" organizativos en centros de salud y hospitalarios.

Este enfrentamiento abierto con los sanitarios de Gipuzkoa no es el único problema al que tiene que enfrentarse el departamento de Salud. A estas quejas se unen el varapalo judicial sufrido recientemente que ha dejado en suspenso el cierre de la Unidad de Cardiología de Basurto.

Varapalo

La intención de Osakidetza, que por el momento tendrá que esperar, era centralizar Cardiología en el Hospital Universitario de Cruces.  Pero el auto del  Juzgado Contencioso-Administrativo nº1 de Gasteiz calificó que la decisión de cerrar la Unidad se realizó “por la vía de los hechos” y dejó sin efecto el traslado

Esta medida también llevó a los sanitarios a movilizarse convocando manifestaciones que fueron secundadas por cientos de personas en la capital vizcaína, y llevo al departamento de Salud a recurrir el auto judicial.

Por otro lado, las centrales sindicales con representación en la Mesa Sectorial de Osakidetza no dejan de denunciar las políticas de “privatización” de la Sanidad por parte del Gobierno Vasco. Unas declaraciones que son sistemáticamente desmentidas tanto por el Ejecutivo de Urkullu como por la propia consejera de Salud, Gotzone Sagardui.

La AP

El sindicato mayoritario, ELA-STV, censura que “no se esté apostando por Osakidetza” y critica “el desmantelamiento de la sanidad publica a favor de la privada como se está  haciendo en los últimos años".

El Sindicato Médico de Euskadi (SME) también critica con dureza falta de voluntad por llegar a acuerdos del departamento de Salud, al tiempo que advierte de la saturación de la Atención Primaria (AP)

Salud continúa tendiendo la mano a los profesionales sanitarios, colectivos y sindicatos para llegar a soluciones consensuadas que permitan que Osakidetza continúe ofreciendo "como hasta ahora servicios de calidad" y mejorando la asistencia.

“No se puede trasladar a la ciudadanía la idea de que Osakidetza está en cris y conflicto permanente, porque es incierto. Por planteamientos ajenos a los sanitarios, no se puede desacreditar a la sanidad publica vasca”, han asegurado a EL MÉDICO médicos del SVS.