COVID-19 también puede afectar al corazón (JAMA Cardiol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La COVID-19 puede tener consecuencias fatales para las personas con enfermedad cardiovascular subyacente y causar daño cardiaco incluso en pacientes sin afecciones cardiacas subyacentes, según una revisión publicada en JAMA Cardiology por especialistas del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston (Estados Unidos).

Los científicos saben que las enfermedades virales como COVID-19 pueden causar infecciones respiratorias que pueden provocar daño pulmonar e incluso la muerte en casos graves, pero se conocen menos los efectos sobre el sistema cardiovascular.

"Es probable que incluso en ausencia de enfermedad cardiaca previa, el músculo cardiaco pueda verse afectado por la enfermedad causada por el coronavirus", apunta Mohammad Madjid, autor principal del estudio. "En general, la lesión del músculo cardiaco puede ocurrir en cualquier paciente con o sin enfermedad cardiaca, pero el riesgo es mayor en aquellos que ya tienen una enfermedad cardiaca", añade.

Los autores explican que la investigación de anteriores epidemias de coronavirus y gripe sugiere que las infecciones virales pueden causar síndromes coronarios agudos, arritmias y el desarrollo o exacerbación de la insuficiencia cardiaca.

En un boletín clínico publicado por el Colegio Americano de Cardiología, se reveló que la tasa de letalidad de COVID-19 para pacientes con enfermedad cardiovascular fue del 10,5%. Los datos también apuntan a una mayor probabilidad de que las personas mayores de 65 años con enfermedad coronaria o hipertensión puedan contraer la enfermedad, así como experimentar síntomas más graves que requerirán cuidados críticos.

Según los autores, los casos críticos son aquellos que presentaron insuficiencia respiratoria, shock séptico y/o disfunción o fallo multiorgánico que provocó la muerte. "Es razonable esperar que ocurran complicaciones cardiovasculares importantes relacionadas con COVID-19 en pacientes sintomáticos graves debido a la alta respuesta inflamatoria asociada con esta enfermedad", señala Madjid.