COVID-19: las guías de la Asociación para el Avance de la Sangre y las Bioterapias recomiendan no usar plasma convaleciente en la mayoría de los casos

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Liz Scherer | Informes Clínicos | 19 de agosto de 2022

Conclusión práctica

  • Las guías clínicas recientemente publicadas por la Asociación para el Avance de la Sangre y las Bioterapias recomiendan no realizar transfusiones de plasma convaleciente en pacientes hospitalizados no seleccionados con COVID-19 de moderada a grave (incluidas las infecciones en etapa tardía).
  • Se deben consultar las recomendaciones para compararlas con otras guías.

Relevancia

  • La nueva recomendación en pacientes hospitalizados no seleccionados se basa en evidencia sólida y de certeza alta que demuestra una falta de beneficio en la supervivencia y la mejoría clínica.
  • La transfusión de plasma de convalecientes es más efectiva cuando se transfunde con títulos neutralizantes altos a pacientes infectados menos de 5 días después del inicio de los síntomas.

Puntos fundamentales

  • Las recomendaciones adicionales son débiles y en su mayoría se basan en evidencia de certeza baja.
  • Paciente ambulatorio (4 ensayos, recomendación débil, evidencia de certeza moderada): la transfusión de plasma de convalecientes más el estándar de atención habitual para pacientes ambulatorios con COVID-19 con alto riesgo de progresión de la enfermedad podría evitar la hospitalización que requiere oxígeno y la muerte.
  • Recomendaciones para pacientes hospitalizados (aparte de los pacientes no seleccionados):
  • Sin anticuerpos contra el SARS-CoV-2 al ingreso: administrar la transfusión de plasma de convalecientes más el estándar de atención habitual podría prevenir la necesidad de ventilación mecánica y la muerte (seis ensayos, evidencia de certeza baja).
  • Inmunodeprimidos al ingreso: administrar transfusión de plasma de convalecientes más atención estándar habitual (3 ensayos, evidencia de certeza baja); podría disminuir la mortalidad.
  • Profilaxis: el plasma de convalecientes no debe administrarse a personas no infectadas con exposición a contacto cercano con COVID-19 (1 ensayo, evidencia de certeza débil).