COVID-19 grave: la vacuna de ARNm supera a la vacuna con virus inactivado contra el SARS-CoV-2

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por la Dra. Miriam David | Informes Clínicos | 16 de septiembre de 2022

Conclusión práctica

  • La experiencia de Singapur con la vacunación de 2,4 millones de residentes revela que, durante la era ómicron, tres dosis de la vacuna de ARNm tienen una eficacia estimada del 87,4 % contra la COVID-19 grave, frente al 69,6 % de tres dosis de la vacuna con virus inactivado contra el SARS-CoV-2.
  • La eficacia de la vacuna de ARNm contra la infección primaria disminuyó desde un máximo de alrededor del 30-40 % poco después de la administración hasta un modesto 14,6 % (en el mejor de los casos) a los cinco meses de la administración.

Relevancia

  • Durante la era ómicron, una estrategia de inmunización nacional con tres dosis de vacunas de ARNm para adultos es más protectora contra la enfermedad grave que tres dosis de vacunas de virus inactivado contra el SARS-CoV-2, pero las vacunas de ARNm ofrecen una protección rápidamente decreciente contra la infección primaria.

Diseño del estudio

  • Estudio observacional de cohorte de 2.441.581 residentes de Singapur de ≥30 años de edad a los que se les administraron dos o tres dosis de diversas combinaciones de vacunas de ARNm (producidas por Pfizer-BioNTech o Moderna) o de vacunas de virus inactivados contra el SARS-CoV-2 (producidas por Sinovac o Sinopharm). La tercera dosis de cada una era una dosis de refuerzo.
  • Los criterios principales de valoración fueron la eficacia estimada de la vacuna contra la infección primaria por SARS-CoV-2 o la COVID-19 grave (oxígeno suplementario, cuidados intensivos o muerte), definida como la reducción de la tasa de incidencia relativa en comparación con los días-persona de riesgo, mediante regresión binomial.
  •  Financiación: Consejo Nacional de Investigación Médica del Ministerio de Sanidad de Singapur; otros.

Resultados fundamentales

  • En general, el 13,1 % de la cohorte presentó una infección confirmada desde el 27 de diciembre de 2021 hasta el 10 de marzo de 2022, de los cuales el 0,4 % presentó una enfermedad grave.
  • La eficacia del ARNm contra la infección primaria entre 15 y 60 días después del refuerzo se estimó en un 31,7-41,3 %, con un rápido descenso hasta el −2,8-14,6 % a los cinco meses o más.
  • La eficacia de las tres dosis de la vacuna de ARNm contra la enfermedad grave se estimó en un 87,4 % (IC del 95 %, 83,3-90,5 %) entre los 15 y los 60 días después del refuerzo y se mantuvo en ese nivel a los cinco-seis meses después del refuerzo.
  • La eficacia de la vacuna de microorganismos inactivados contra el SARS-CoV-2 de tres dosis contra la enfermedad grave se estimó en un 69,6 % (IC del 95 %, 48,7-81,9 %) a los 15-330 días de la última dosis.

Limitaciones

  • La vacuna de ARNm solo se estudió hasta seis meses después del refuerzo.
  • No se estudió a los residentes menores de 30 años.