COVID-19: ¿es seguro reutilizar las mascarillas hospitalarias?

  • Dawn O'Shea

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Con la mayoría de los países experimentando una segunda ola de la pandemia por COVID-19, vuelve a preocupar el suministro de equipos de protección individual (EPI). Un estudio publicado en JAMA Internal Medicine dice que, en caso de escasez de EPI, existen alternativas adecuadas a las nuevas mascarillas N95.

Este estudio de mejora de la calidad evaluó 29 mascarillas distintas para su uso por el personal sanitario que interactúe con pacientes durante la pandemia por COVID-19.

De las 29 mascarillas diferentes probadas en un hombre y una mujer, las mascarillas N95 usadas, con correas elásticas intactas, y las sometidas a esterilización con óxido de etileno y peróxido de hidrógeno no presentaban cambios en su eficiencia de filtración ajustada (EFA), por encima del 95%. El rendimiento de las mascarillas N95 de tamaño incorrecto fue ligeramente menor (EFA 90-95%).

Las mascarillas quirúrgicas y de procedimiento tuvieron un rendimiento de filtrado inferior al de las N95 (EFA total del 98,5%), y las mascarillas de procedimiento aseguradas con orejeras elásticas mostraron la eficiencia más baja (EFA total del 38,1%).

Esta evaluación supone una evidencia cuantitativa para guiar la toma de decisiones de los administradores sanitarios, los gerentes de cadenas de suministros y los epidemiólogos hospitalarios para proteger a los médicos y al resto de personal sanitario en caso de pandemia o de escasez prolongada de mascarillas.