COVID-19: declaración de consenso de expertos sobre la POCUS multiorgánica

  • Hussain A et al. | Crit Care | 24 dic 2020

  • Informes clínicos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por la Dra. Jenny Blair | Informes Clínicos | 2 de febrero de 2021

Conclusión práctica

  • Un panel internacional de expertos ha publicado sus recomendaciones de consenso para la ecografía multiorgánica en el punto de atención (POCUS, por sus siglas en inglés) en pacientes con COVID-19 conocido o sospechado.
  • Es posible que la obtención de imágenes no se tenga que limitar exclusivamente al pulmón, dado que la COVID-19 no lo hace.

Relevancia

  • La POCUS puede facilitar el diagnóstico, el tratamiento, la clasificación y la seguridad del entorno en pacientes con COVID-19.

Puntos clave

  • Ecografía de pulmón:
    • Puede diagnosticar neumonía por COVID-19 pero no sirve para descartar la infección por SARS-CoV-2.
    • Puede ayudar a la monitorización respiratoria en la COVID-19 de moderada a grave.
    • Es sensible para detectar neumotórax.
    • No es suficiente por sí sola para la detección del edema pulmonar o para juzgar la administración de líquidos.
  • Ecografía cardíaca:
    • Puede detectar cor pulmonale agudo.
    • Puede indicar una embolia pulmonar si empeora la función del ventrículo derecho o aumenta la presión de la arteria pulmonar.
    • Puede detectar hipovolemia grave.
  • Sirve para valorar con regularidad la presencia de trombosis venosa profunda.
  • Uso en fracaso renal agudo para excluir causas posrenales y prerrenales.
  • En caso de accidente cerebrovascular, pueden ser útiles la medición del diámetro de la vaina del nervio óptico y el Doppler transcraneal.
  • En caso de deterioro respiratorio, la POCUS multiorgánica puede ser preferible a la radiografía.
  • Se deben utilizar máquinas que se puedan limpiar o tele-ultrasonido; se deben estandarizar los protocolos, guardar las imágenes y realizar los exámenes de forma rápida y dirigida.
  • La POCUS puede ayudar a reducir la propagación ambiental si se usa en lugar de los rayos X o la TC.
  • Quedan muchas incógnitas, incluidas la capacidad para distinguir COVID-19 de otras neumonías víricas, el poder predictivo en pacientes ventilados y su uso en la estratificación del riesgo.