Controlar, eliminar, erradicar: tres estrategias de la Organización Mundial de la Salud contra la COVID-19, la viruela y la polio

  • Daniela Ovadia

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Controlar, eliminar y erradicar son las tres acciones que, según la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), deben llevarse a cabo en los próximos meses para hacer frente al inoportuno regreso de las enfermedades infecciosas a nuestro continente. De hecho, las tres diferentes emergencias de salud pública de alcance internacional requieren estrategias y objetivos de respuesta distintos.

El control de la COVID-19

Se espera que en pocas semanas la región europea alcance los 250 millones de casos confirmados de COVID-19 desde que comenzó la pandemia hace dos años y medio. "Se han hecho grandes avances en la lucha contra la pandemia, pero el virus sigue circulando ampliamente, llevando a la gente al hospital y causando demasiadas muertes evitables: unas 3.000 solo en la última semana, aproximadamente un tercio del total mundial registrado. Además, el virus sigue evolucionando para escapar de las medidas implantadas para hacerle frente. A medida que se acercan el otoño y el invierno, prevemos un aumento de los casos, con o sin un resurgimiento de la gripe estacional en Europa", dijo Bhanu Bhatnagar, portavoz de la Oficina Regional Europea de la OMS.

La estrategia frente a la COVID-19 de la OMS para el otoño y el invierno establece lo que los países deben hacer para controlar tanto el SARS-CoV-2 como otros virus respiratorios.

La estrategia describe cómo combinar lo que se sabe que funciona con un mejor uso de las nuevas herramientas y técnicas para reducir el impacto de la enfermedad. Al centrarse más en la vigilancia, la detección de casos y la atención en la comunidad, la estrategia hace hincapié en la necesidad de un diagnóstico precoz y el acceso a la atención primaria con antivirales orales para los pacientes vulnerables. Esto significa seguir estabilizando la transmisión, sin necesidad de medidas generalizadas. La estrategia también aborda problemas persistentes como la salud mental y el burnout del personal sanitario, todo ello en un marco de respuesta único.

El documento también se centra en lo que ha salvado innumerables vidas y puede salvar otras. La aceptación de la vacunación sigue avanzando en la mayoría de los países, incluidos los de ingresos bajos y medios. Sin embargo, millones de personas siguen sin vacunarse en muchas partes de Europa y esto requiere nuevas y mejores estrategias para llegar a esta población. Al hacerlo, debe darse prioridad a la administración de una segunda dosis de refuerzo a las personas más vulnerables, incluidos los adultos mayores, las personas inmunodeprimidas y las que padecen enfermedades subyacentes.

La OMS también insta a los países a administrar la vacuna antigripal junto con la vacuna contra la COVID-19 siempre que sea posible.

Sin embargo, la gpoblación debe seguir informándose sobre la situación y tomar medidas de sentido común para protegerse, como usar mascarillas en interiores, en lugares concurridos y en el transporte público, ventilar bien y lavarse las manos con regularidad. No son mensajes nuevos, pero siguen siendo esenciales. Desde que se han levantado las restricciones, la elección de poner en marcha estas sencillas pero eficaces medidas depende de cada persona.

Eliminación de la viruela símica

La segunda acción se refiere a la erradicación de la viruela símica ya que la región europea ha registrado más de 22.000 casos confirmados en 43 países, lo que supone más de un tercio del total mundial.

Los primeros signos alentadores en Francia, Alemania, Portugal, España, el Reino Unido y otros países indican que la epidemia puede estar disminuyendo. Sin embargo, para avanzar hacia la eliminación, es necesario intensificar urgentemente los esfuerzos.

"Sin embargo, estamos convencidos de que la transmisión de persona a persona de la viruela símica en la región puede eliminarse si nos comprometemos a hacerlo y ponemos a disposición los recursos necesarios para ello", continuó el portavoz de la OMS. "Por ello, esta semana hemos lanzado dos documentos políticos completos: uno en el que se esbozan los objetivos políticos y las medidas necesarias para el control y la eventual eliminación de la viruela símica, y otro en el que se aborda específicamente el uso de las vacunas."

Estos documentos proporcionan una hoja de ruta clara para que los gobiernos y los responsables políticos organicen una respuesta eficaz a la epidemia. Además, proporcionan un mensaje claro sobre el objetivo final: controlar primero, y finalmente lograr, y mantener, la eliminación de la infección por viruela símica en la región europea.

Según la OMS, todos los países, tengan o no casos en curso, deben aplicar una serie de intervenciones combinadas para lograr este objetivo. "No lo decimos lo suficiente, pero la viruela símica puede provocar gran dolor a los afectados, incluyendo casos de llagas en la boca o en las zonas genitales y anales. La enfermedad también puede dar lugar a complicaciones potencialmente mortales y, en casos raros, puede causar cicatrices. No se puede subestimar el malestar que experimentan muchos pacientes, puede ser un momento verdaderamente horrible", añadió Bhatnagar. "Insistimos en que el apoyo a la salud física y mental de los pacientes a lo largo del curso de la enfermedad y posteriormente sigue siendo de suma importancia".

En el caso de la viruela símica, la respuesta debe ser realmente específica. La epidemia actual ha surgido entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, a menudo a través del sexo anónimo o con múltiples parejas. Allí es donde se concentra la epidemia. Y es ahí donde deben centrarse los esfuerzos de prevención y respuesta, con la colaboración y participación activa de la propia comunidad, promoviendo un entorno libre de estigma y discriminación. La OMS ha colaborado activamente con los activistas y organizaciones LGTBIQ+, incluidos los organizadores de los actos del Orgullo, para asegurarse de que reciben la mejor información y el mejor asesoramiento posible para difundirlos entre la comunidad, incluso en las reuniones masivas que pueden servir de telón de fondo para la actividad sexual.

Los esfuerzos similares de concienciación de la comunidad y de asociación por parte de algunos gobiernos, por ejemplo en Portugal, han llevado a una mayor concienciación sobre la enfermedad, lo que ha llevado a la gente a tomar precauciones y a cambiar su comportamiento, dando lugar lugar a mejores resultados sanitarios y a la contención de la epidemia.  

Erradicar la polio ahora más que nunca

La tercera acción es la erradicación de la polio. Mientras nos preparamos para celebrar el vigésimo año de ausencia de polio en la región europea, recordamos que los trascendentales avances logrados hacia la erradicación mundial son muy frágiles.  

En los últimos años se han detectado poliovirus de origen vacunal en Israel, Tayikistán, Ucrania y el Reino Unido. Dada la interconexión de nuestro mundo el virus de la poliomielitis detectado recientemente en Nueva York (Estados Unidos) está relacionado genéticamente con los virus detectados en Israel y el Reino Unido. A pesar de la elevada cobertura de vacunación, el poliovirus ha llegado a individuos susceptibles en comunidades no vacunadas.

Se trata de una llamada de atención para todos, según la OMS. La erradicación de la polio a nivel mundial es una responsabilidad compartida. Todas las personas que no estén vacunadas o cuyos hijos no hayan recibido las vacunas programadas deben vacunarse lo antes posible, y los médicos pueden desempeñar un papel importante en la verificación de la cobertura de sus pacientes.

"La poliomielitis, la viruela símica y la COVID-19 han demostrado una y otra vez que una amenaza en un lugar puede convertirse rápidamente en una amenaza en cualquier lugar, una lección que sería una tontería ignorar, sobre todo en el mundo actual", concluyó el portavoz de la OMS.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis Italia.