Contaminantes los vehículos a motor están relacionados con un doble riesgo de degeneración macular asociada a la edad (J Inv Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La exposición a largo plazo a los contaminantes de los tubos de escape de los vehículos está relacionada con un mayor riesgo de degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), según sugiere una investigación de la Universidad de Medicina de China de Taiwán publicada en el Journal of Investigative Medicine.

La exposición a los niveles más altos de contaminantes del aire se asoció a un riesgo casi duplicado entre las personas de 50 años o más, según muestran los resultados del estudio.

Los investigadores taiwaneses analizaron el seguro de salud nacional y los datos de calidad del aire de 1998 a 2010 para analizar si podría existir una relación entre la exposición a largo plazo a los contaminantes dióxido de nitrógeno (NO2) y monóxido de carbono (CO) y un aumento del riesgo de DMAE.

Como la enfermedad es más común entre los grupos de mayor edad, se centraron solo en 39.819 personas de 50 años o más, la mayoría de las cuales vivían en áreas alta (30%) o moderadamente urbanizadas (32,5%).

Debido a que hay variaciones estacionales en los niveles de contaminantes del aire, calcularon una exposición anual promedio, que se clasificó en cuatro niveles diferentes. Durante el período de análisis 1.442 personas desarrollaron DMAE.

Después de tener en cuenta los factores potencialmente influyentes, como la edad, el sexo, los ingresos del hogar y las enfermedades subyacentes, aquellos con el mayor nivel de exposición al NO2 (más de 9825,5 ppb) tenían casi el doble (91%) de probabilidades de desarrollar DMAE que aquellos expuestos al nivel más bajo (menos de 6563,2 ppb).

Las personas que estuvieron expuestas al nivel más alto de CO (más de 297,1 ppm) tenían un 84% más de probabilidades de desarrollar DMAE que aquellas expuestas al nivel más bajo (menos de 195.7 ppm).

La tasa más alta (5,8%) de DMAE recién diagnosticada fue entre las personas que viven en el área con el nivel más alto de exposición al CO.