Cómo tratar la recuperación de pacientes con afasia

  • Andrea Jiménez

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La afasia es una alteración del lenguaje con un gran impacto en la vida diaria de las personas que la sufren. Este trastorno, que afecta a más de 350.000 españoles, se presenta como un síntoma de lesiones cerebrales que pueden ocurrir de forma brusca o repentina como consecuencia de un ictus —el factor más común—, traumatismo craneal, tumor cerebral o una infección. “Además están las afasias progresivas primarias, que son neurodegenerativas”, señala Helena Briales, fundadora y directora de la Asociación Ayuda Afasia, una organización enfocada en la rehabilitación de personas afectadas por esta condición.

“Los pacientes con afasia tienen afectadas áreas responsables del procesamiento del lenguaje tanto oral, escrito, como gestual. Es decir, procesos cognoscitivos-lingüísticos que afectan tanto a la expresión como a la comprensión. Dependiendo de la zona dañada puede afectar a cualquier modalidad de comunicación”, explica Briales, psicóloga clínica y especialista en la neuropsicología.

Las afasias producidas por daño cerebral sobrevenido, “si se tratan, siempre suelen ir a mejor. En el caso de las neurodegenerativas, relacionadas con el deterioro del lóbulo frontal o temporal del cerebro, los síntomas comienzan gradualmente, a menudo antes de los 65 años, y empeoran con el transcurso del tiempo”, manifiesta Briales. “Este tipo de enfermedades no implican solamente la pérdida de lenguaje, sino de la memoria, la incapacidad de control sobre uno mismo, la percepción alterada y afecta, además a la motricidad, relacionándose con el Parkinson o demencias como el alzhéimer”, agrega.

VerbalizAPP, una aplicación que facilita la comunicación y recuperación de los pacientes

La gran mayoría de estudios llevados a cabo en personas con afasias provienen de pacientes que han sufrido un ictus. “Una vez superada la fase aguda, los pacientes son valorados por un foniatra quien pauta el tratamiento de logopedia”, expone Gerardo Ruiz, neurólogo en la Unidad de Ictus del Hospital La Paz e investigador principal del desarrollo de VerbalizAPP, una aplicación que forma parte de la estrategia de Innovación y Transformación digital del Hospital Universitario y que fomenta la recuperación de pacientes que sufren afasia tras sufrir un ictus, facilitando la comunicación gracias al uso de inteligencia artificial y el machine learning (aprendizaje automático). “Nuestro desarrollo representa un método que reúne los conocimientos y experiencia de los expertos en rehabilitación foniátrica y logopedas de nuestro centro para aplicarlos a la terapia de rehabilitación del lenguaje de los pacientes con afasia postictus”, expone el neurólogo.

La app, que combina diferentes tipos de estímulos con la imagen, el sonido, la voz, la lectura, y los códigos de colores para ayudar a restablecer conexiones, ha sido desarrollada como una herramienta digital mediante la cual pueden trabajar desde los primeros días del ictus con el apoyo de otra persona —un familiar o cualquier integrante del equipo asistencial—, y continuar haciéndolo de forma indefinida. “Hemos probado 3 prototipos que permitieron incorporar nuevas funcionalidades y mejorar en base a la experiencia de los usuarios”, cuenta Ruiza Univadis España, que desde el año 2007 trabaja en la asistencia de pacientes con ictus de la Paz.

Según el experto, “no todos los hospitales disponen de expertos en foniatría ni de logopedas, e incluso en los que cuentan con estos recursos, el inicio de la terapia se retrasa por diferentes motivos”. En ocasiones los pacientes son referidos a otros centros para realizar el tratamiento lo que implica una demora en la posible recuperación, manteniéndolo en ocasiones, con importantes limitaciones de comunicación que favorecen la frustración y el aislamiento. “Tanto yo como el resto de compañeros del servicio somos testigos a diario de las dificultades a las que se enfrentan los pacientes y sus familiares, por lo que desde el año 2019, con el apoyo del Servicio de Rehabilitación y la Unidad de Logopedia, comenzamos a desarrollar herramientas novedosas para solventar estos problemas”, cuenta el responsable principal de VerbalizAPP, que ha demostrado aportar una mayor eficacia, mejorando la metodología de trabajo y permitiendo una atención personalizada e individualizada a los pacientes. “Nuestro desarrollo ha supuesto un gran cambio en su manera de trabajar con los pacientes desde que comienza el tratamiento en planta, mientras el paciente está ingresado en el hospital, así como cuando se va de alta y regresa para tener su tratamiento de forma ambulante”, afirma Ruiz.

Mejorar la calidad de vida de las personas que presentan cualquier tipo de afasia

Ante la falta de recursos que presenta la mayoría de centros clínicos, desde la Asociación Ayuda Afasia que dirige Briales, la cual atiende a más de 80 personas semanalmente y cuenta con un equipo multidisciplinar conformado por neurólogos, psicólogos clínicos, logopedas, terapeutas ocupacionales y educadores físicos, se brinda apoyo a los pacientes a través de terapias tanto individuales como grupales. “Tenemos un programa de mantenimiento de las actividades de la vida diaria, donde se trabaja la percepción, aspectos cognitivos y la movilidad”, señala su fundadora.

Para mejorar la calidad de vida de las personas con afasias neurodegenerativas, cuya sintomatología siempre va a peor, “tenemos un método para ralentizar los efectos degenerativos. Se ha diseñado un protocolo de intervención para cada una de las tipologías”, explica Briales.

Los ejercicios se dirigen a la rehabilitación motora, estimular la memoria y atención, trabajar en la resolución de problemas de lógica, entre otros muchos. Para las afasias por daño cerebral adquirido que, como comenta la psicóloga, “suelen siempre ir a mejor”, la asociación ha elaborado un sistema de reeducación estructurada del lenguaje. “Nuestros protocolos se han desarrollado no tanto en base a la tipología del trastorno, sino a su severidad. Para ello contamos con diversas técnicas de recuperación de las habilidades comunicativas, una biblioteca de ejercicios con distintos objetivos por niveles”, explica Briales.

El factor más importante para recuperarse de los problemas asociados a la afasia producida por daño cerebral sobrevenido es la localización de la zona afectada y su profundidad. “Pero también influye la edad y la reserva cognitiva, que la persona haya estudiado, y por lo tanto, tenga más recursos para mejorar la zona dañada o activar otras como alternativa”, aclara Briales. De acuerdo con la experta, “con un buen programa de rehabilitación, que actúe rápido, el nivel lingüístico se puede recuperar muy bien en un año”. En aquellos casos en los que durante este periodo no se consigue el anterior objetivo, los pacientes se consideran crónicos. “Esto no significa que no puedan mejorar, con rehabilitación siempre van mejorando. Al cabo de seis años incluso no se les nota la afasia, pueden hacer vida normal”, aclara Briales.

“Hay casos que mejoran muy rápido, pero hay otros que necesitan mucho tiempo para conseguir una comunicación elemental. En general se plantean objetivos secuenciales, intentando primero conseguir una comunicación básica y luego avanzar sobre los diferentes aspectos del lenguaje para conseguir la mayor recuperación funcional. Se trata de recuperar todas las habilidades posibles, ya que estas condicionarán la calidad de vida del paciente y su reinserción social”, detalla Ruiz, para quien todavía hace falta mucha sensibilización alrededor de esta condición. “Cualquier trastorno que limite las capacidades de las personas precisa concienciar a la población. En primer lugar, porque nadie está exento de los riesgos de padecerlas. En segundo, porque las personas que sufren secuelas merecen comprensión por parte de una sociedad que les facilite la reinserción para mantener la mejor calidad de vida posible”, expone el neurólogo de la Paz, para quien los retos en torno a la lucha de este trastorno se centran en “ofrecer oportunidades reales de recuperación a los pacientes y que sean aplicadas cuanto antes para posibilitar un mejor resultado funcional”, así como “facilitar herramientas que mejoren la calidad de vida y fomenten la reinserción social de los casos que presenten secuelas”.

Tras los buenos resultados que ha presentado la herramienta VerbalizAPP, el equipo de plantea extender su uso a otros centros, tanto públicos como privados, “disminuyendo las diferencias de accesibilidad al tratamiento de la afasia posictus, fomentando la igualdad de oportunidades y aumentando la equidad”, expone Ruiz. Esta aplicación podría ser, además, útil para pacientes con afasia causada por otras enfermedades. “De hecho, probamos VerbalizAPP con un paciente intervenido de un tumor cerebral que le produjo afectación del lenguaje y su evolución fue sorprendente”, concluye el neurólogo.