¿Cómo mejorar la salud mental en el lugar de trabajo? presentamos el proyecto EMPOWER

  • M. Carolina Rojido

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los problemas de salud mental tienen un gran impacto tanto a nivel individual como  a nivel social y laboral. El trabajo es beneficioso para la salud mental, sin embargo, un entorno laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos. La Organización Mundial de la Salud advierte que la depresión y la ansiedad tienen grandes repercusiones económicas, se ha estimado que cuestan anualmente a la economía mundial 1 billón de dólares americanos en pérdida de productividad. Por este motivo cada vez más expertos coinciden en la importancia de promover intervenciones de salud mental también en el ambiente laboral. 
 
En los últimos tiempos se han desarrollado varias intervenciones para promover el bienestar y prevenir o tratar los trastornos mentales relacionados con el lugar de trabajo. Entre ellas, las que se basan en tecnologías digitales (eSalud) han demostrado tener efectos estadísticamente significativos, pero mínimamente positivos en la reducción de problemas tales como la depresión, la ansiedad y el estrés. Sin embargo, la mayoría de las intervenciones digitales se centran en una sola condición de salud mental y descuidan la comorbilidad. A pesar de que existen intervenciones efectivas y rentables, su implementación generalizada se enfrenta a varias barreras, entre ellas el estigma o la discriminación en el lugar de trabajo, lo que se asocia con un retraso en el inicio de tratamiento, poco apoyo social, dificultades en el desempeño de los roles ocupacionales y sociales, desempleo y baja autoestima.[1] 
 

Para responder a esta problemática en enero del 2020 se inició la plataforma europea para promover el bienestar y la salud mental en el lugar de trabajo (EMPOWER), tal y como comentó en una entrevista a Univadis España el Dr. José Luis Ayuso-Mateos, Jefe de Servicio del Hospital Universitario de La Princesa y Catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid.[1] El Dr. Ayuso-Mateos, que es el investigador principal, destaca que “lo que ha ocurrido con la COVID-19 desde el inicio de EMPOWER ha puesto en un primer plano todos los aspectos que tienen que ver con la salud mental en el trabajo, sobre todo en determinados contextos laborales. Por ejemplo, en el contexto sanitario, profesiones esenciales, y cuidadores de asilos de ancianos, el entorno laboral como factor estresante realmente se ha hecho notar. Si este proyecto era relevante antes, ahora lo es más porque lamentablemente ha resaltado cómo ciertos tipos de trabajos pueden contribuir a problemas de salud mental.” 

EMPOWER es un estudio de investigación e innovación enfocado al desarrollo y la implementación de una plataforma de salud on-line con el fin de abordar la creciente carga de los problemas de salud mental en el lugar de trabajo y así mejorar la salud de la población activa de la Unión Europea, esperando obtener un impacto positivo en la productividad laboral. Según los investigadores, las intervenciones, que tendrán en cuenta aspectos culturales y de género, serán las más factibles, breves y coste-efectivas disponibles para promover el bienestar y prevenir trastornos mentales utilizando estrategias que reducen el impacto negativo que el lugar de trabajo puede causar en ciertas circunstancias. La plataforma pretende ayudar a reducir el  estigma, mejorar la búsqueda de ayuda, concienciar sobre la importancia de la salud mental, minimizar los riesgos psicosociales y reforzar estrategias de autocuidado, todo esto teniendo en cuenta las comorbilidades mentales y físicas, y promoviendo un estilo de vida saludable. Esto es especialmente relevante para las pequeñas y medianas empresas (PYMES), que representan la mayoría de las empresas de la Unión Europea pero cuyos recursos son muy limitados.[1]

El proyecto se está realizando gracias a la colaboración de investigadores de las áreas de psicología, medicina, sociología, salud pública, economía, ética, derecho y tecnología, y también contará con la participación de empresarios/as y trabajadores/as, compañías de seguros, personas con problemas de salud mental, sindicatos y políticos. Los colaboradores provienen de países como España, Italia, Países Bajos, Polonia, Finlandia, Reino Unido, Suiza y Australia.[1] 

“Este es un proyecto a 4 años. En la primera fase estamos desarrollando la plataforma de intervención que luego evaluaremos en España, Polonia y Finlandia.  En este momento estamos seleccionando elementos que vamos a utilizar para campañas de concienciación y des-estigmatización de la enfermedad mental en el trabajo. También vamos a seleccionar intervenciones que incluiremos en la aplicación que vamos a desarrollar”, explica el facultativo,y añade que “afortunadamente la aplicación se evaluará más adelante porque siendo el objetivo evaluarla en PYMES, en el contexto actual muchas de ellas están en una situación muy difícil. El ensayo clínico controlado como tal empezará en abril 2021, y se busca reclutar a un mínimo de 728 trabajadores durante un período de 12 meses. La intervención y el seguimiento se realizará durante 7 semanas en las que  proporcionaremos una aplicación de auto ayuda a las PYMES para que la distribuyan a los trabajadores participantes. Al descargarse la aplicación esta los ayudará a realizar una evaluación pre-tratamiento de factores psicosociales vinculados con su trabajo. A partir de ahí se les ofrecen diferentes módulos de intervención. Nosotros mediremos el uso y la aceptación del sistema. Además, identificaremos una serie de medidas para evaluar la salud mental. Al cabo de las 7 semanas, los participantes se vuelven a evaluar. Por supuesto, si se identifican criterios de gravedad, se les indica que visiten a su médico de cabecera.” 

Ante un panorama de intervenciones fragmentadas dificultado por barreras de implementación, existe la necesidad urgente de una plataforma de eSalud para la salud mental. Según el Dr. Ayuso-Mateos, “como es sabido, la COVID-19 está afectando la salud mental de los profesionales sanitarios. Para asistirlos, hemos montado en Madrid, y en otros lugares, programas de intervención para sanitarios que están siendo muy utilizados”. Pero afortunadamente, “la COVID-19 no nos ha cambiado el calendario porque estamos recién en una fase de preparación, de valorar qué intervenciones funcionan y evaluar su aplicabilidad en el contexto laboral”. Él espera que el proyecto siga adelante, de hecho, los investigadores no han tenido que modificar su hoja de ruta.

El Dr. Ayuso-Mateos concluye diciendo que “la investigación es muy importante en este contexto y ni este ni otros proyectos se han demorado. Es más, nos hemos involucrado en otros proyectos más ambiciosos, como otro proyecto europeo dedicado específicamente a desarrollar técnicas de intervención en profesionales sanitarios. Este nuevo proyecto estaría centrado en mejorar la salud mental de personal sanitario expuesto a situaciones estresantes como esta pandemia y desarrollará estrategias de intervención estandarizadas que sirvan durante situaciones que saturan el sistema.”