Combinar metformina y venetoclax puede ayudar a combatir el cáncer de mama (Nat Commun)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una combinación de metformina e inmunoterapia puede ayudar a combatir el cáncer de mama, según han demostrado investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) en un estudio publicado en Nature Communications.

MYC, un gen con alto potencial de inicio de cáncer, se sobreexpresa en más del 40% de los cánceres de mama. Si bien este gen programa las células del cáncer de mama para construir más macromoléculas (metabolismo anabólico), también crea una vulnerabilidad metabólica al hacerlas más sensibles a la apoptosis.

El nuevo estudio ha revelado que, debido a esta vulnerabilidad, las células cancerosas pueden ser atacadas con este cóctel de medicamentos que incluye metformina y venetoclax, un inhibidor de la proteína BCL-2, que puede inducir la apoptosis en las células cancerosas.

"Esta combinación de fármacos explota las vulnerabilidades metabólicas específicas que los altos niveles de MYC crean en las células tumorales. Metformina y venetoclax, cuando se administran juntos, destruyen las células tumorales de la mama en el cultivo y bloquean el crecimiento del tumor en modelos animales con cáncer de mama", explica el autor principal de la investigación, Juha Klefstrom.

Sin embargo, los investigadores pronto descubrieron que el tratamiento con metformina más venetoclax solo mantenía los tumores controlados mientras los ratones con tumores mamarios implantados recibían tratamiento con los medicamentos. Una vez que se detuvo el tratamiento, los tumores volvieron a crecer. El estudio muestra que los tumores se llenaron inicialmente con linfocitos que destruyen el tumor. Sin embargo, después del tratamiento, desaparecieron en gran medida y las células asesinas restantes expresaron PD-1, un marcador de agotamiento de las células inmunitarias.

Para ayudar a las células inmunitarias a combatir mejor el tumor, los investigadores desarrollaron una nueva estrategia de tratamiento. Primero, atacan los tumores de mama con metformina y venetoclax, medicamentos que inducen la apoptosis, para reducir el tamaño del tumor y despertar a los linfocitos 'asesinos'. Después de extirpar quirúrgicamente los tumores primarios, los ratones se trataron con una combinación triple: metformina, venetoclax y un anticuerpo dirigido a PD-1, que se utiliza en inmunoterapias para mantener las células asesinas activas a largo plazo.

"Con esta combinación, la supervivencia de los ratones portadores de tumores implantados se extendió drásticamente en comparación con los ratones que se trataron solo con combinaciones simples o dobles. Finalmente, tenemos una combinación de medicamentos que explota de manera eficiente la función apoptótica de MYC y, lo que es más importante, estos medicamentos se pueden probar en la clínica en pacientes reales. Actualmente estamos trabajando arduamente en este próximo paso", concluye Klefstrom.