Celebrado el 13 de septiembre el Día Mundial de la Sepsis


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Cada año aproximadamente 27 millones de personas sufrirán un episodio de sepsis en el mundo, cifra por encima de los casos de ictus, cáncer o infarto de miocardio, según explica la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC)

Esta sociedad científica recuerda que de estos pacientes fallecen 8 millones al año y los supervivientes pueden presentar importantes secuelas a largo plazo, con alteraciones funcionales, cognitivas y mentales que impactan en su calidad de vida.

"La incidencia y mortalidad en España sigue siendo elevada a pesar de las medidas que se están tomando. Los estudios epidemiológicos más recientes de nuestro país muestran una variabilidad importante. Datos de 2014 informan de una incidencia de 87 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 40%, mientras que otros más recientes de 2017 citan una incidencia de 212 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 19%", señala Ricard Ferrer, vicepresidente de la SEMICYUC.

La sepsis es una situación crítica que se produce cuando el organismo, como respuesta a una infección, genera una respuesta inflamatoria que, en los casos más graves, provoca un fallo agudo de otros órganos que no necesariamente estaban relacionados con la infección original, provocando un shock o fallo multiorgánico que, en un número importante de casos, provoca la muerte.

Es una enfermedad dependiente del tiempo, en la que los casos de éxito están directamente relacionados con la rapidez con la que se instaura el tratamiento. Por este motivo, "la sepsis debe tratarse como una emergencia, porque cada retraso en la administración de antimicrobianos y otras medidas apropiadas aumenta la tasa de mortalidad por hora", explica Ferrer, con motivo del Día Mundial de la Sepsis, celebrado ayer jueves 13 de septiembre.

Los expertos aconsejan la puesta en marcha de las medidas propuestas recientemente por la Surviving Sepsis Campaign para reducir el número de casos, y que hay que poner en práctica en la primera hora después de identificar un episodio de sepsis.

El reconocimiento precoz de los síntomas y el inicio de un tratamiento adecuado en las primeras horas pueden reducir la mortalidad de forma significativa. Los estudios muestran que los pacientes tratados de forma adecuada la primera hora sobreviven en un 80% de los casos incrementándose la mortalidad hasta el 15-20% a partir de las 12 primeras horas.

Además, el vicepresidente de la SEMICYUC comenta que "dar a conocer la sepsis para la población sería muy importante. Sobre todo facilitaría una atención más precoz".