Cataluña oferta 1.234 plazas de formación especializada, 104 más que el año pasado


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sanidad de Cataluña sacará a concurso este curso 2019-2020 un total de 1.234 plazas de formación sanitaria especializada por el sistema de residencia para médicos, farmacéuticos, psicólogos, químicos, biólogos y radiofísicos. En total, serán 104 más que las ofertadas el pasado año, lo que viene a suponer un aumento del 9,2%.  De los 104 puestos nuevos, figuran 35 de Medicina familiar y comunitaria y 10 de Pediatría -especialidades que como en el resto del Estado son muy deficitarias-, así como otras 15 de Psicología clínica.

Desde el Sindicato Médico de Cataluña (MC) han mostrado su satisfacción por el aumento, aunque piensan que todavía son del todo insuficientes, sobre todo si se tiene en cuenta la salida permanente de facultativos hacia el extranjero o las jubilaciones previstas para los próximos años, así como, según la organización médica, la poca atracción del sistema sanitario catalán para retener a los sanitarios jóvenes que se forman en la Comunidad, debido principalmente a la precariedad de las condiciones laborales y profesionales.

En total, la Sanidad española oferta este curso 8.076 plazas de formación sanitaria, sin contar las de Enfermería. La oferta ha aumentado en 766 plazas respecto a la convocatoria anterior, un 10,5% más. Madrid sigue siendo la comunidad autónoma que más plazas oferta con 1.435, seguida de Andalucía que se mantiene en el segundo lugar con 1.302 plazas, por delante de Cataluña.

El periodo de presentación de solicitudes  para realizar las pruebas selectivas de acceso a la formación sanitaria especializada se ha abierto este 10 de septiembre y se cierra el próximo 9 de octubre.

Devolución de derivaciones

Por otro lado, la central médica catalana ha mostrado su preocupación por la devolución de derivaciones y demandas llevadas a cabo por los facultativos de Atención Primaria a especialistas de otros niveles asistenciales como el hospitalario, debido a la saturación del sistema de salud, el déficit de plantilla y las largas listas de espera, ya que en el último año las personas que esperan una consulta externa han pasado de 434.716 a 481.290 y el tiempo de demora medio ha aumentado de 90,7 a 93,8 días.

El sindicato ha constatado, por medio de una encuesta llevada a cabo de forma interna entre más de 700 facultativos de AP,  que el 93% de los profesionales subraya que, en alguna ocasión, le han devuelto derivaciones al especialista sin que el paciente haya sido visitado, en la mayoría de los casos por “petición improcedente”. Además, un 60% asegura que su centro dispone de protocolos de actuación que limitan las derivaciones y un 38% constata que hay algunas que se “pierden” en el proceso de tramitación.

La devolución de las derivaciones provoca “angustia” y “preocupación” en un 56% de los facultativos consultados, ya que considera que debe asumir patologías sin tener toda la información clínica necesaria, ni suficiente tiempo, formación o medios para hacerse cargo de ellas. Así, un 51% confirma que, a veces, esta situación ocasiona retrasos en el diagnóstico médico.

Por otra parte, un 79% de los profesionales de Atención Primaria señala que la devolución de derivaciones genera “presión” y una “mayor complejidad de las visitas”, lo que acentúa la sobrecarga de trabajo en las consultas ya de por sí bastante saturadas. Por ello, desde MC consideran que el problema radica en la escasez de profesionales también en el segundo nivel asistencial, al tiempo que pone en valor el esfuerzo.