Cataluña incluirá en el calendario vacunal los tipos de meningococo más agresivos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Cataluña incluirá en el calendario vacunal los tipos de meningococo más agresivos tras el aumento de casos en Europa en los últimos tres años, hasta el punto de que en España la mitad de casos de esta enfermedad "están producidos por el serogrupo W y el Y", que pueden tener una mortalidad del 20%, ha explicado la especialista en medicina preventiva Magda Campins.

En rueda de prensa, Campins, miembro del Comité Asesor de Vacunaciones de la Conselleria de Salud y jefa del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, ha observado que el Ministerio de Sanidad recomienda esta inclusión a las comunidades autónomas, y la Conselleria detallará la forma.

Ha apostado por cambiar la vacuna del grupo C actual por una tetravalente, que protege frente a los tipos A, C, W, e Y, y que en países como Reino Unido y Holanda "se está administrando a los adolescentes, que son los principales portadores a nivel de nasofaringe del meningococo", evitando también la transmisión a otros colectivos.

Expertos reunidos la semana pasada debatieron sobre la necesidad de incluir también una vacuna para el tipo B del meningococo, que representa entre el 40 y el 50% de los casos en España y que otros países lo han incluido, con el fin de lograr que disminuya, como ha ocurrido con el tipo C, del que se vacuna a los niños sistemáticamente.

El pediatra y experto en vacunas Fernando Moraga alertó, además, del resurgimiento del sarampión, que constituye "un importante problema de salud pública en algunos países", y que se podría agravar aún más. Europa ha triplicado los casos en 2018, con 72 muertos; Estados Unidos ha experimentado un brote de 300 infectados en Nueva York, y ha reaparecido en Australia, Israel y países latinoamericanos.

Las personas que tengan previsto viajar a alguno de estos lugares "deben repasar completamente su calendario vacunal y tener puestas las dos dosis de la vacuna de la triple vírica", que incluye el sarampión.

Alertó de que estos brotes se deben a la disminución de vacunación en algunos países, como Francia e Italia, y aunque en España se mantiene una buena cobertura, en 2017 se ha producido un pequeño descenso en la segunda dosis de la triple vírica -que incluye el sarampión-, que pasó del 94% al 92%. Para Moraga, bajar del 95% es peligroso.

Campins lamentó que existent reticencias hacia las vacunas, y reinvindicó la necesidad de informar sobre sus beneficios: "Las vacunas han sido víctimas de su propio éxito", porque han logrado eliminar enfermedades y personas jóvenes que no las han vivido les han perdido el miedo.

Por su parte, el epidemiólogo Xavier Martínez explicó que el virus del papiloma humano (VPH) "es la infección de transmisión sexual más frecuente, con diferencia, a nivel internacional", y para disminuir el cáncer de cérvix que produce, se introdujo la vacuna en adolescentes femeninas y recientemente en hombres que tienen sexo con hombres, pero en otros países se está vacunando a todos los adolescentes, sobre lo que han debatido.

Los programas que han evaluado el impacto a nivel de salud pública se han basado en cómo condiciona la incidencia de las verrugas genitales --para ver en el cáncer habría que esperar muchos años: "En países como Australia, se ha visto que la vacunación en niñas disminuye la incidencia de las verrugas genitales en los grupos vacunados contra estas vacunas, y por inmunidad de grupo, también disminuye la transmisión de la enfermedad en los varones".

"Pero analizando en qué varones, lo que se ha visto es que fundamentalmente el impacto es en varones heterosexuales, porque lo que hace es cortar la transmisibilidad de la enfermedad. Esto deja a un grupo de varones desprotegidos, los que tienen sexo con otros hombres", ante lo que pueden hacerse dos estrategias: vacunar a este grupo -pero no tiene un efecto inmediato- o introducirla en todos los niños.

"Si vacunamos a niños, y no lo hacemos por diferencia de género ni en relación a la orientación sexual, lo que conseguimos es una disminución en varones de la transmisión del virus similar a la que podemos encontrar en mujeres, de cerca del 90%", declaró, y una veintena de países han incorporado esta estrategia, pero en Cataluña y a nivel estatal se ha optado por restringirla a mujeres, gays y pacientes con VIH.