Caso clínico: enfermo de párkinson con “supuesta esposa infiel”

  • Dr. med. Thomas Kron
  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El paciente y sus antecedentes

Un hombre de 70 años con enfermedad de Parkinson desde los 60 fue ingresado en el hospital por alteraciones del comportamiento. Desde hacía seis meses creía que su mujer tenía una aventura con otro hombre, aunque no tenía pruebas de ello. Asociaba además un marcado aumento de la libido. Debido al párkinson, el paciente había recibido medicación durante nueve años, inicialmente con levodopa y benserazida (200-50 mg/día), y durante seis años con pramipexole (0,75 mg a 1,5 mg/día) y selegilina (1 mg/día).

Según los autores en el último año había presentado un empeoramiento de la memoria, especialmente la de corto plazo. Tres meses antes de su actual hospitalización, había desarrollado alucinaciones visuales, tan vívidas que había pedido en repetidas ocasiones a sus familiares que exorcizaran a los fantasmas. Por lo demás, el paciente estaba sano.

Pruebas complementarias y diangóstico

  • La exploración física fue normal.
  • El examen neurológico reveló una facies de máscara, bradicinesia moderada y rigidez de las cuatro extremidades. El miembro superior derecho mostraba un leve temblor en reposo.
  • Las siguientes pruebas de laboratorio no mostraron alteraciones: hemograma, función hepática y renal, función tiroidea, electrolitos, vitamina B12, ácido fólico, sífilis y marcadores tumorales.
  • La resonancia magnética cerebral mostró una atrofia frontotemporal bilateral leve.

Diagnóstico: enfermedad de Parkinson con síndrome de Otelo, trastornos del control de los impulsos (TCI) y demencia.

Tratamiento y evolución

Se redujo la dosis de pramipexol del paciente a la mitad, además, se inició tratamiento con quetiapina y entacapona. Según los autores, un examen de seguimiento dos meses después mostró una reducción significativa de los síntomas de la enfermedad de Parkinson y de los delirios sobre la supuesta infidelidad de su esposa.

Discusión

El síndrome de Otelo se caracteriza por creencias delirantes sobre la infidelidad del cónyuge o de la pareja sexual, que pueden llevar a un comportamiento extremo. Puede aparecer en varios trastornos psicóticos. En las psicosis orgánicas, además del delirio suele haber trastornos de la orientación u otros síntomas cognitivos. Según un estudio, estos delirios se dan con mayor frecuencia en las psicosis orgánicas (7 %) y paranoides (6,7 %), las psicosis alcohólicas (5,6 %) y las esquizofrenias (2,5 %), mientras que en los trastornos afectivos solo se dan en el 0,1 %. En un estudio, se encontró una prevalencia de delirios de celos de casi el 16 % en la demencia. Este delirio en ocasiones tiene importancia forense, concretamente como motivo de homicidio. Tanto el síndrome de Otelo como los trastornos del control de los impulsos en la enfermedad de Parkinson podrían ser efectos secundarios de los agonistas de la dopamina, subrayan también los autores.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis Alemania.