Carcinoma renal metastásico: la secuencia de sorafenib y pazopanib fracasa en SWITCH II

  • Retz M & al.
  • Eur J Cancer
  • 6 dic. 2018

  • de Deepa Koli
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • El tratamiento con sorafenib seguido de pazopanib (sorafenib-pazopanib) no logró demostrar ausencia de inferioridad frente al tratamiento en orden inverso (pazopanib-sorafenib) como tratamiento de primera línea para el carcinoma renal metastásico (CRm).
  • La secuencia de pazopanib y sorafenib se asoció con una SSP más larga.

Por qué es importante

  • Varios ensayos están explorando las combinaciones y secuencias óptimas de tratamiento para el cáncer renal en estadio avanzado.

Diseño del estudio

  • Estudio aleatorizado, multicéntrico en fase III SWITCH II.
  • Se asignó de modo aleatorio para recibir sorafenib y pazopanib o pazopanib y sorafenib a 377 pacientes que no habían recibido tratamiento sistémico anterior para el CRm. El tratamiento continuó hasta que se produjo la progresión de la enfermedad o apareció toxicidad inaceptable.
  • Financiación: Universidad Técnica de Múnich (Alemania), Bayer HealthCare GmbH.

Resultados clave

  • No se alcanzó la ausencia de inferioridad para la SSP total de la secuencia de sorafenib y pazopanib frente al orden inverso (mediana: 8,6 meses frente a 12,9 meses; HR: 1,36 [el límite superior del IC unilateral del 95 % fue superior a la HR predefinida
  • La mediana de la SG para el tratamiento con pazopanib y sorafenib fue de 28,0 meses frente a 22,7 meses para el tratamiento en el orden inverso (HR: 1,22; p =0,2842).
  • Con sorafenib-pazopanib, frente a pazopanib-sorafenib:
    • La mediana de la SSP después del tratamiento de primera línea fue de 5,6 meses frente a 9,3 meses.
    • La mediana de la SSP después del tratamiento de segunda línea fue de 2,9 meses frente a 2,1 meses.
  • Los AADT más frecuentes fueron los trastornos gastrointestinales:
    • tratamiento de primera línea con sorafenib frente a pazopanib (80,3 % frente al 79,8 %)
    • tratamiento de segunda línea con pazopanib frente a sorafenib (55,7 % frente al 57,5 %)

Limitaciones

  • La inclusión de los pacientes fue lenta.